Reina de la selva Radio en vivo
Sábado, 17 de Noviembre del 2018
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

“LA HERMANDAD DE LA UÑA Y MUGRE”

Luis Alberto Arista Montoya* ¿Qué tal 28(de julio)?, nos preguntaban antes para saber cómo uno ha pasado las Fiestas Patrias. “Veintiocho, NOMÁS”, recordamos que contestó en cierta oportunidad un viejo pragmático amazonense.

“LA HERMANDAD DE LA UÑA Y MUGRE”



06/08/18 - 05:22

Luis Alberto Arista Montoya*

¿Qué tal 28(de julio)?, nos preguntaban antes para saber  cómo uno ha pasado las Fiestas Patrias. “Veintiocho, NOMÁS”, recordamos que contestó en cierta oportunidad un  viejo pragmático amazonense. Dando a entender que como cualquier día, sin buenas o malas  noticias.

Este año la interrogación ha dado paso a una frase admirativa: ¡Qué tal 28! ¡Qué tales Fiestas Patrias, las de este año crítico! Colectivamente cunde el asco, el desánimo, la ira (que se empoza peligrosamente en el imaginario y la voluntad  de los ciudadanos), debido  a que una cierta “hermandad”- la de los corruptos hermanitos, compadritos, patitas de la judicatura peruana-   ha secuestrado la administración de justicia en el Perú para lograr grandes negociados, amparados por algunos políticos, lustrados por venales periodistas. 

¿Qué tal 28?  Ni  contestar ahora: “28 nomás”. Todo que ver. Todo que oír, gracias a la audiocracia: al poder de los audios, videos y fotografías. Imágenes que vienen desnudando toda la obscenidad de “la hermandad de la uña y mugre”, que  conversaba procazmente, utilizando un lenguaje propio del hampa. ¡Qué tal gente!, ¡Que tal gentuza!  mejor dicho. Gente somos nosotros, los ciudadanos que amamos y respetamos a nuestro país, comenzando por el buen uso del  lenguaje. Toda forma de  corrupción empieza corrompiendo el lenguaje (impera la mentira), hasta terminar ensuciando los buenos modales, las buenas costumbres, y   todo el tejido institucional y social. 

Desgraciadamente esta capa mugrosa ha tapado por estos días la muerte de una serie de ciudadanos, paradigmas de la cultura nacional, que fueron  sepultados prácticamente en forma anónima. Pasamos a nombrarlos brevemente  a manera de homenaje:

- Primero murió el célebre charanguista y cantante andino Jaime Guardia. Integrante del famoso conjunto “Lira Pausina”. Amigo de nuestro taita José María Arguedas, quien lo dedicara precisamente  su célebre novela ´Todas las Sangres”. Los sones de su charango acompañado del violín de Máximo Damián hicieron zapatear a José María  en los antiguos coliseos folklóricos de Lima, y en la Universidad de  La Molina

- Luego falleció Marco Aurelio Denegri, psiquiatra, lingüista, escritor y conductor del programa “La función de la palabra” (en el Canal 7 de televisión nacional). Apostó tercamente a favor de “la cultura al poder”. Buscando  adecentar el lenguaje oral y escrito. Quedan sus 16 libros como su mejor  testimonio/testamento. La muerte le sorprendió cuando planificaba un programa crítico sobre la  hermanad del fango; y falleció cuando se estuvo a punto de presentar en la actual Feria del Libro de Lima su último libro ´El Arte Erótico de Mihaly Zichy” (julio 2018), publicado por el Fondo Editorial de la Universidad Garcilaso de la Vega. Comentaremos este libro próximamente.

- Por esos días falleció también el negro Enrique Verátegui, eximio poeta nacido en Cañete, fundador del movimiento ´Hora Zero”, junto con Tulio Mora- quien el martes presentó su último libro “Once cielos” en la Feria de Lima-, Jorge Pimentel, Eloy Jáuregui, Manuel Morales, Miguel Burga (quien le dio, supuestamente,  la bienvenida a Verástegui en el limbo entre cielo/infierno), y tanto otros notables poetas surgidos en   la década de los años  70. “En Occidente [Perú oficial] hay 2 hombres/y muy furiosos:/el hombre calculador [el corrupto y corruptígena] administra/al hombre que sueña [a los poetas, a la gente decente]/…soñar es caminar = es dormir como en  un vuelo fragante de jazmines e imágenes de Bach´…”, dice uno de los versos de Enrique Verástegui de su último poemario llamado “Bodegón” (publicado en julio 2017).

- Y, mientras escribíamos el presente artículo, nos enteramos del fallecimiento de Abelardo Oquendo, uno de los críticos de literatura y  de música más importantes del siglo XX y de la primera mitad del siglo en curso. “El crítico literario que rendía culto al rigor y a la amistad”, titula su homenaje el diario La República (el miércoles 1°  de julio 2018), que recomendamos leer, puesto que Abelardo trabajó en dicho periódico. Fundador de muchas revistas culturales. “Yachaywasi” (Casa del Saber) fue la última revista universitaria que dirigió en Lima. Su libro ´Manual de Acentuación y Puntuación´, que orientó  a  nuestra generación a redactar bien. Manual que debe ser divulgado hoy con urgencia por el Ministerio de Educación. Gracias Abelardo. Hasta siempre, junto a tus compañeros de viaje eterno.

Dos epitafios: 
-En  la lápida de estos mejores dirá: “En este cementerio yacen Ciudadanos Ejemplares. Son y serán siempre Muertos/Vivos. Vivirán  en forma perpetua en nuestro imaginario y memoria histórica”… Así como ellos, felizmente, vivimos aún  millones de buenos  peruanos.

-Mientras que la marca que llevarán sobre su pecho en vida   los  peores dirá: “En este mundo externo sobreviven  libres(o encarcelados) los muertos en vida, los integrantes de la “hermandad de la uña y mugre”. Despreciados por los demás, que es la peor muerte civil que padecerán en vida”… Que esta despreciable  minoría no contagie, cual sida social, a los demás. Tiene que ser extirpada radicalmente. El Perú merece un mejor destino histórico.
______ 
*EDITORIAL. Para Radio Reina de la Selva. Lima 2 de agosto de 2018. Luis Alberto Arista Montoya.

Comentar

+ EDITORIAL

PASTILLITAS PARA EL ALMA

EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN