Reina de la selva Radio en vivo
Sábado, 17 de Noviembre del 2018
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

Gracias Aguas del Oriente

Aunque suene muy extraño y hasta risible para algunos, el agradecimiento al consorcio Aguas del Oriente, lo hacemos con el único afán de informar a la ciudadanía

Gracias Aguas del Oriente



19/02/18 - 05:24

Aunque suene muy extraño y hasta risible para algunos, el agradecimiento al consorcio Aguas del Oriente, lo hacemos con el único afán de informar a la ciudadanía, sobre el mega proyecto de saneamiento que nos deja don Diógenes y sus cinco dedos de furia que poco a poco lo van dejando solo, que aunque este malo mencionarlo, como las ratas que abandonan el barco que está a punto de naufragar.

El tan publicitado proyecto, por los medios de difusión que maneja a su antojo la municipalidad de nuestra deteriorada ciudad y que paga sueldos con el dinero de los contribuyentes, ha servido en buena parte para desenmascarar a estas autoridades que felizmente ya se van, de cómo se utilizó el proyecto de marras para una reelección edil y una repartija dineraria que con la venia de la Contraloría y el Ministerio Público se archivarán, no solo en los estantes polvorientos del cerro El Colorado, sino también en el catálogo de las innumerables obras que enriquecieron a unos pocos que hoy pretenden probar suerte en otras municipalidades vecinas.

Gracias Aguas del Oriente, por darnos varias muestras de como en Chachapoyas, capital de nuestra región, los consorcios formados incluso por los mismos amazonenses, roban a sus paisanos y nos les pasa nada, es más tienen el cuajo de pedir ampliaciones de plazo a las ampliaciones que vencieron largamente, los plazos establecidos en contratos que no se respetaron a pesar de las protestas de la población sedienta y organizada por el Fredich, que hay que reconocerles el mérito de organizar a un pueblo inerte ante los atropellos que les hacen y seguirán haciendo, por falta de autoridades con pantalones, pero si con bolsillos grandes.

Gracias Aguas del Oriente, consorcio consentido de don Diógenes, que defendía a capa y espada, cuando preguntábamos por los propietarios o representantes legales que hasta el día de hoy y seguro hasta el día del juicio final nunca se sabrá, quiénes son y dónde están, para enrostrarles sus calles rotas, escases de agua y olores fétidos, que no son casualmente perfumes del carnaval.

Gracias Aguas del Oriente, porque a partir de hoy los moradores de los pueblos jóvenes de nuestra ciudad que congregan a la mayor cantidad de votantes, ya no elegirán a estos fantoches que les prometieron que la mega obra de saneamiento, ejecutada por el consorcio, les iban a regalar las instalaciones sanitarias y el consumo de agua sería de bajo costo porque así lo aprobarán en sesudas sesiones de consejo donde solo les preocupa el beneficio de la población más humilde a la cual se deben, según ellos.



Gracias consorcio Aguas del Oriente, por todas las calles rotas y los tubos enterrados sin velorio y sepelio, donde los deudos son los sufridos taxistas que ven malograrse sus vehículos diariamente y sus riñones hechos polvo, polvo que también lo absorben y tragan en los días calurosos y salpican al conformismo chachapoyano en los días de lluvia. Taxistas, amigos muchos de ellos, que en diaria procesión de ir a ningún lado, recuerdan hasta los familiares más cercanos de las autoridades edilicias por la huequeria de las calles, ante el regocijo de los mecánicos que son los que hacen su agosto al reparar muelles, suspensiones, rotulas y riñones.


Gracias consorcio Aguas del Oriente, por haber dado trabajo de esclavos a los trabajadores del Sindicato de Construcción Civil, los que en varias oportunidades salieron a marchar por las calles y frente al palacio municipal le gritaban al ausente alcalde, que las obras están mal hechas y que los obreros están mal pagados a pesar que tenían como coordinador de la municipalidad y el Ministerio de Vivienda a don Felipe el cara de mote, que también debe saber y ojalá sea investigado para enterarnos de la verdad de la milanesa.

Por último Gracias Aguas del Oriente, por haber llegado a nuestra ciudad, vayan ustedes a saber dionde para dejar en un estado desastroso las calles de esta noble e histórica ciudad Fidelísima, que hoy es la burla de propios y extraños por mostrar a los que vivimos y a los que nos visitan la apatía de un pueblo, antes pujante y hoy aguantador.

Hasta el próximo Farol de Ángela Sabarbeín

Comentar

+ EL FAROL


NOTICIAS