Reina de la selva Radio en vivo
Sábado, 17 de Noviembre del 2018
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

QUE VERGÜENZA... ¡ME VOY CON LAS MANOS LIMPIAS!

Pastillita para el Alma 22 – 09 – 18 Los sacerdotes, el momento de la consagración, se lavan las manos, lo mismo hacen los médicos cuando ven un paciente y los cirujanos se cepillan y lavan bien las manos cuando entran a operar

QUE VERGÜENZA...   ¡ME VOY CON LAS MANOS LIMPIAS!



24/09/18 - 04:47

Pastillita para el Alma 22 – 09 – 18

Los sacerdotes, el momento de la consagración, se lavan las manos, lo mismo hacen los médicos cuando ven un paciente y los cirujanos se cepillan y lavan bien las manos cuando entran a operar y nuestros padres, siempre nos decían: Lávate las manos para sentarte a la meza para empezar a comer.

Pienso que esto es lógico, en señal de respeto a Dios, ya que es un acto simbólico de la limpieza y arrepentimiento de corazón y en el caso de los profesionales de la salud para evitar contaminaciones y difundir las infecciones cuidando a los pacientes, o en prevención de afecciones digestivas, cuando vamos a tomar nuestros alimentos.

Las manos de un trabajador tienen que estar encallecidas, con la piel gruesa, tosca, con raspones y heridas, sucias, manchadas, que nos digan del trabajo duro, intenso  y fuerte del hombre que se rompe los forros realizando el trabajo que lo han encomendado, o que voluntariamente está realizando, justificando de esa manera, su hombría de bien y su decencia en el desempeño de sus funciones.

Aquella persona que muestra sus manos con signos del esfuerzo que ha puesto realizando la misión que lo han encomendado, es digno de respeto y admiración.

Generalmente, son los políticos o nuestras autoridades que con mucho orgullo y tratando de no manchar su honor dicen: “Mi trabajo ha sido honesto y me voy sin robar nada, por si acaso me voy con las MANOS LIMPIAS”. La verdad, no entiendo, que es lo que quieren decirnos. Será acaso cierto, lo que dice el común de la gente, que la mayoría de los ciudadanos y conste, no digo todos, entran a la política con el afán de llenarse los bolsillos y salir boyantes cuando acaba su mandato o es que ya están poniendo el dedo, antes que salga la pus, o en forma  disimulada  se adelantan de echar la culpa, si hay algún déficit, al que lo reemplazó o desean avisarnos, que todo está en orden y que se cuiden del que viene, así sea su recomendado?

Eso de las manos limpias, es una anécdota que encontraron en el testamento de Alejandro Magno, que pidió, que cuando muera, sean los mejores médicos del imperio que carguen su catafalco, para que sepan que ningún hombre de ciencia, puede con la muerte, también que rieguen en su trayecto al camposanto, todas sus joyas para que vean que todo se queda en la tierra y por último que sus manos cuelguen del ataúd, para que la gente compruebe que se va con las manos VACÍAS, en ningún momento dijo limpias.

Este mundo es cruel, especialmente para los políticos o los dirigentes y funcionarios de diferentes lugares, asociaciones o reuniones de gente, que tienen un jefe o un directivo. Siempre la maldad, la envidia y la ambición va a estar presente y en la boca de personas de mala voluntad, e inclusive en aquellos ayayeros que fueron los que más se beneficiaron y estuvieron cerca al dirigente, serán siempre los que más hablan y rajan y en alguna cantina, entre vaso y vaso, campante y sonante, dirá el desfachatado, “a mí me consta hermanito, porque yo estaba cerquita del ladrón, pero no quería denunciarlo, por temor a que se vengue con mi familia”. También es cierto, que en esta época donde campea la corrupción, que es evidente y se ha demostrado y que hay gente de todos los colores y matices, aquellos que más tienen y menos necesitan son los que más se han manchado y siguen encaramados y agarrados con garras y dientes al Poder, tratando que sean sus “amiguitos” o familiares que continúen con la mamadera.

El estar lejos de la tierra que nos vio nacer, en esta época de elecciones, donde todos se dicen la vela verde, en alguna forma es una ventaja, porque nos tratan como si no existiéramos y que, porque no estamos en nuestro terruño, suponen que no nos importa nada y nos ocultan sus programas y sus propuestas, o si por casualidad te cruzas en su camino, sin que le pidas nada, te dicen: “Cuando salga elegido, lo primero que voy a hacer, es tener un grupo de asesores que radican en Lima, con la finalidad de que todos trabajemos juntos por el futuro de nuestra región”. Solo palabras, palabras. En esta época de elecciones, mediante las redes sociales o algunas emisoras que se escuchan por el internet, hay oportunidad de oír una serie de comentarios nada constructivos, más bien un montón de adjetivos de grueso calibre, insultos y denuncias, será con pruebas o sin ellas, que salen a la luz y los “valientes denunciantes” recién se atreven a decirlo…, me pregunto ¿Por qué no lo hicieron antes con la finalidad de corregir o ayudar en beneficio de nuestra patria chica?, tenían miedo o estaban coludidos. 

Para los candidatos, tal parece, que nuestra región, solo son las Baguas, los pueblos de Luya, de Rodríguez de Mendoza y de Chachapoyas, con sus distritos de la Jalca y Leymebamba.

Siempre se está escuchando de Kuélap y su teleférico, del Gocta, el Quiocta, de las fiestas patronales, de su ganadería, sus tierras agrícolas, sus cafetales y la excelencia de la calidad de su cacao, pero nos olvidamos, o al menos yo no escucho, que sucede con Condorcanqui, de sus habitantes y sus enfermedades, de su falta de escuelas y de postas de salud, de la endemia del SIDA, de sus parasitosis y su mala nutrición. Quien se acuerda de la denuncia de Clelia Jima Chamiquit, Augostina Mayán del 24 de agosto del 2016, que apareció en la Revista SERVINDI, donde dicen “que el gobierno regional está enajenando los territorios de los pueblos Awajun y Wampis de la Cordillera del Cóndor para un proyecto de explotación de oro”, y será cierto que en la frontera norte de nuestra región Amazonas hay una serie de túneles por donde el país vecino se lleva el metal precioso, a vista y paciencia de autoridades?, tampoco escucho, que alguien toque el problema de la deforestación en nuestras zonas de selva y la contaminación del agua. 

¿Qué pasa con nuestros candidatos? Tal parece que solo desean, llegar al Poder, a como dé lugar y si para eso hay necesidad de herir y maltratar a los contendores, no tienen ningún reparo en hacerlo. En el periódico El Comercio de hoy sábado 22, aparece una denuncia, contra un congresista de nuestra Región Amazonas, que se suma al concepto negativo que tiene la población de los inquilinos del Congreso de la República. ¿Eso buscan?

Ojalá que nuestra población, que siempre ha dado muestras de corrección y de buen comportamiento, en todos los aspectos de la vida, ahora en este proceso electoral, se cambien las actitudes y teniendo en cuenta que siempre va haber un ganador y perdedores, ¿por qué  los que no salieron, dando una muestra de vergüenza política,  no se ponen de acuerdo y ante el triunfo de uno de ellos, todos se pongan a trabajar, como dicen, por AMOR  a nuestra tierra y no por ambición al Poder y convertidos en ASESORES del que salió elegido, demuestren que son los prohombres dignos del respeto de la población y su deseo al candidatear, es solo el progreso de nuestra región Amazonas y el bienestar de su gente.

Yo vivo lejos de nuestra región y seguro no tengo una visión directa de nuestras necesidades actuales y estoy desfasado de nuestra realidad por el tiempo involuntario de mi alejamiento, por eso me anticipo en pedir DISCULPAS por el atrevimiento de hacer esta clase de artículos que las llamo Pastillitas para el Alma, con mi mejor deseo de que sea en beneficio de mi tierra bendita, pero estoy seguro que a algunos les va a caer como purgante y para ellos les recomiendo que se hagan un té bien cargado de supizatchra y para los que se mueren de cólera y me maldicen, que tomen su pate de verbena mesclada con un poco de hiel de toro jalmado, no importa que sea chusco y con garrapatas.

Y para mi sobrina querida Elita, que va derechito a la alcaldía, (que conste que no conozco quienes son los otros candidatos), desde ya le recomiendo que al final de su mandato, deseo que muestre sus manos VACÍAS, pero bien SUCIAS, manchadas con barro y guano del huayco que sirve de abono para todos los jardines de la ciudad, manos  encallecidas apoyando en los comedores populares para los niños y ancianos, que sus manos se vuelvan shintes ayudando a tanta gente que necesita y que jamás le tiemble, cuando tenga que corregir, con justicia y probidad, a los que no respetan los edictos y reglamentos y que sus manos de mujer valiente y decente, estrechen con cariño y respeto, a toda la ciudadanía y la población de nuestra provincia y a la gente que nos visita y no olvide, que no solo es la ciudad de Chachapoyas, sino todos los distritos de la provincia, que merecen igual trato.

Jorge REINA Noriega
*AYÚDAME A AYUDAR*
jorgereinan@gmail.com

Comentar

+ PASTILLITAS


NOTICIAS