Reina de la selva Radio en vivo
Martes, 18 de Diciembre del 2018
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

MOMENTO DIFÍCIL DE DECIDIR

Pastillita para el Alma 28 – 11 – 18 Son los últimos días en que nuestra población de la región Amazonas, tiene que poner sus barbas en remojo para meditar, pensar, evaluar, recordar lo bueno, lo malo y lo feo para que el 9 de diciembre se acerque a las urnas

MOMENTO DIFÍCIL DE DECIDIR



29/11/18 - 06:04

Pastillita para el Alma 28 – 11 – 18

Son los últimos días en que nuestra población de la región Amazonas, tiene que poner sus barbas en remojo para meditar, pensar, evaluar, recordar lo bueno, lo malo y lo feo para que el 9 de diciembre se acerque a las urnas y elija al personaje que debe gobernar a nuestra región.

En el diccionario Karten ilustrado la palabra Gobernar lo define como la acción de mandar con autoridad, regir una cosa, guiar, dirigir, arreglar, componer, en otras palabras acertar.

Siempre he tenido admiración por las personas que se avientan al ruedo político y tienen la intención de convertirse en personas que “gobiernan”. Valoro en ellos, en el mejor sentido de la palabra, su honestidad, al haberse hecho un verdadero examen de conciencia y estar convencidos, que no es la ambición por el poder, ni las ventajas que le dan los puestos, lo que los anima a tener tamaña responsabilidad de dirigir, con acierto, el destino de una comunidad, no solo en el aspecto social, sino buscando el bienestar de las clases más necesitadas, sobre todo de estas últimas personas que son las que al final de cuentas, las que con su voto, ponen a las autoridades, muchas veces manipuladas con frases convincentes o compradas, en el peor de los casos, con el vil metal o con engaños que maltratan y ofenden, su dignidad humana.

En la tranquilidad y la paz que nos ofrece nuestra fidelísima ciudad de Chachapoyas, entré a uno de los muchos bares restaurantes que abundan en la localidad y en una mesita cercana, habían jovencitos sobre los 20 a 25 años, que con sendas copas de licor, estaban conversando, entre comillas, sobre el momento político actual y lo que había sido el debate entre los dos candidatos que medirán fuerzas el 9 de diciembre, sin tocar en ningún instante lo que significa para la Nación peruana el resultado del referéndum.

Con el fragor y la energía de los tragos, que pone en movimiento la lengua y despeja la mente, o mejor dicho suelta las ataduras que impone el tino, el respeto y la razón, uno de ellos opinaba que los dos candidatos habían sido gobierno, que uno más que el otro, era manejable, pero, que su producción, en el campo político, de ninguno de los dos contrincantes, con relación al beneficio de nuestro sufrido pueblo de Amazonas, era el más recomendable.

Pasaba el tiempo y el tono de las voces se alzaba. Unos defendían al que ya había sido gobernador y otros se inclinaban por el profesional versado en leyes, notario y que hasta ahora pertenecía a las filas del gobierno actual de cuyos resultados había mucho que hablar.

A mí se me vino a la mente el dicho muy popular en nuestra tierra que “Niños y borrachos hablan la verdad”, porque en lo que escuchaba, ya que más que hablaban, estaban gritando, en ningún momento escuché cosas positivas o buenas, incluido de los gobernantes anteriores.

El licor tiene la virtud, si es que se lo puede llamar virtud, de sacar de la mente, lo que muchas veces la prudencia calla y que los hombres estando en su sano juicio no se atreverían a decir.

Lo lamentable de esta experiencia, que hoy me atrevo a poner en el papel, es escuchar que los jóvenes, que son la riqueza potencial de nuestro Perú, han perdido la fe en nuestros dirigentes, que a todos los califican como corruptos y que el más corrupto o delincuente, es el que más dinero tiene, que los que llegaron al poder, luciendo grandes oropeles de títulos y experiencias en la administración pública, cuando ya estuvieron como gobernantes se olvidaron lo que saben y se dedicaron a engordar sus bolsillos, no solo de ellos sino también de los que son profesionales de los juegos mañosos de la politiquería y se valen de malas artes para estar permanentemente agarrando la troncha del erario público, sin aparecer delante del telón…, me enteré de nombres que de ninguna manera pondría en esta mi humilde Pastillita. 

Mis queridos paisanos amazonenses, yo no soy nadie para poder influir en su conciencia, no tengo el derecho de hacerlo por no vivir materialmente en mi tierra bendita, sin embargo, para todo amazonense bien nacido, nuestro terruño ocupa un lugar preferencial en el altar de nuestro corazón y no podemos estar totalmente de espaldas a lo que sucede en nuestra región, más teniendo en cuenta el futuro promisorio para nuestra gente.

La riqueza turística como hemos sido bendecidos, tiene que ser el primer emporio para nuestro desarrollo, pero no solamente para unos pocos que han descubierto su minita de oro con los hospedajes, sus lugares de recreación y creen que este movimiento de población flotante, pronto va a desaparecer y hay que aprovechar la ocasión, no señores, tenemos que cuidar a los turistas para que ellos cuando regresan a sus lugares de origen, sean nuestros mejores propagandistas de la calidad, bondad y honradez  de nuestra gente, de la limpieza de nuestras calles y el trato amable a los visitantes. 

La micro empresa, la agricultura y la ganadería deben ser también motivos más que suficientes para que empresarios de otros lugares vengan a invertir en nuestros inmensos campos de cultivo con diversidad de microclimas.

Nuestra universidad nacional Toribio Rodríguez de Mendoza, tiene que seguir brillando en el firmamento de la Patria, como lo viene haciendo, sacando profesionales de primer nivel que compitan de igual a igual con los de otros centros superiores nacionales y extranjeros.

Y volviendo a lo que me inspiró esta Pastillita, pidamos a Dios para que ilumine a nuestra gente y el día 9 de diciembre puedan elegir a un verdadero representante que se identifique con nuestras necesidades, y teniendo  los dos experiencia en la administración pública, el tiempo que cumplieron como gobernantes y lo que hicieron como tales, la forma como se comportaron y el tiempo que dedicaron a su función, sea más que suficiente para tener dicho honroso cargo, teniendo presente  que la misión de un dirigente es “Servir al pueblo y cumplir con lo que ofrecieron y no servirse del pueblo para su beneficio, burlándose de sus promesas de campaña”.

                 *QUE GANE EL MEJOR, SI HAY UN MEJOR*

Jorge REINA  Noriega
*AYÚDAME A AYUDAR*
jorgereinan@gmail.com
   

Comentar

+ PASTILLITAS


NOTICIAS