Reina de la selva Radio en vivo
Jueves, 22 de Enero del 2020
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

BONITO MARCO PARA UNA PATRIA ENTRISTECIDA

Luis Alberto Arista Montoya No hace mucho, durante nuestros estudios escolares en el nivel de Secundaria, mi generación llevó el curso de Instrucción Pre-Militar-IPM; y antes de rendir el examen final que era oral ante un jurado militar, el instructor del curso nos entregaba un balotario con más de cien preguntas.

BONITO MARCO PARA UNA PATRIA ENTRISTECIDA



27/07/20 - 04:56

Luis Alberto Arista Montoya

    No hace mucho, durante nuestros estudios escolares en el nivel de Secundaria, mi generación llevó el curso de Instrucción Pre-Militar-IPM; y antes de rendir el  examen final que era oral ante un jurado militar, el instructor del curso nos entregaba un balotario con más de cien preguntas. Todos los cinco años la consabida primera pegunta  siempre fue: “¿Qué es la patria?”, y la tópica respuesta la aprendíamos de memoria, repitiéndola de  paporreta. Los alumnos  la considerábamos la más fácil de todas. “Suertudo” quien cogía la primera balota. Ingenuos nosotros.

    Desde que el Inca Garcilaso de la Vega Chimpu Ocllo escribiera Los Comentarios Reales, definir la patria no fue nada  fácil. Pues implica responder a las siguientes preguntas: “¿Qué es el Perú?: ¿Cómo y quiénes lo fundaron? ¿Desde cuándo existe como nación?  ¿Nuestro país realmente  existe como Estado-Nación? ¿Cuál es su destino histórico?; y si quienes lo habitamos - proclamando respetarlo, quererlo y defenderlo hasta morir – ¿de verdad hemos desarrollado una auténtica conciencia histórica, poseemos un  verdadero sentimiento de peruanidad, con orgullo  y autoestima por pertenecer a este territorio que tiene una  diversidad de pisos ecológicos, culturas y lenguas?

   Estas fiestas Patrias encuentran a nuestro país casi asfixiado tanto por la pandemia biológica como por la galopante crisis económica y la pandemia de corrupción y odio político. Indudablemente, la víspera del Bicentenario es más triste que la del primer Centenario. Nada que celebrar. Solo celebremos con dolor espiritual el largo  duelo de nuestros muertos que no tuvieron derecho a un ataúd, un  velorio, a ser despedidos con velas, flores, cánticos, vestidos de negro con una  santísima y sagrada misa.

     En realidad, son muertos sin sepultura. Porque los ritos, oraciones, pésames y velorios estuvieron ausentes. Pospandemia toca a los municipios (provinciales, distritales, a la junta de vecinos de los pequeños villorrios) realizar ceremonias simbólicas para sobrellevar   el duelo individual y colectivo que juzgamos ha de durar largo tiempo. 

    Más allá de nuestros linderos patrios hay un dolor llamado Perú/Mundo, Mundo/Perú. Porque no somos patrioteros es que comprendemos  que el mundo entero está igualmente casi asfixiado. No debe ser un consuelo.

   Entonces, ¿Cómo escribir poesía después de la pandemia? Vivimos tiempos de incertidumbre. Toda la civilización está puesta a prueba. Pero la poesía escrita mucho antes nos puede  solazar, nos da esperanza.

     Es por eso que el poeta  Marco Martos- amigo de este escribidor- nos presta un hermoso y sustancioso poema  escrito el año 1991, que es leído diariamente por miles de turistas (en español y quechua), escrito en  una de las paredes del emblemático Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia,  situado en el simbólico distrito de Pueblo Libre en la Plaza Bolívar de la ciudad de Lima. 

Invito a mis paisanos   a leer o escuchar este poema, cuya vigencia será perpetua. 

El PERÚ

No es este tu país

Porque conozcas sus linderos,

Ni por el idioma común, 

Ni por los nombres

De los muertos.

Es este tu país

Porque si tuvieras que hacerlo,

Lo elegirías de nuevo

Para construir aquí

Todos tus sueños.
___
*El Gran Poeta peruano Marco Martos es Profesor Principal de Literatura en la Universidad Nacional de San Marcos, y Presidente de la Academia Peruana de la Lengua Española.
_______________
 *EDITORIAL. Para Radio Reina de la Selva. Lima 27 de julio de 2020. Luis Alberto Arista Montoya. Gracias Marco.  
    

Comentar

+ EDITORIAL

PASTILLITAS PARA EL ALMA

EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN