Reina de la selva Radio en vivo
Jueves, 3 de Diciembre del 2020
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

LA VACUNA AUTORITARIA

Luis Alberto Arista Montoya* Quizá, decimos quizá: debido a la informalidad que reina, a la poca educación de nuestra gente, a la desconfianza en los líderes, y a la ausencia de la lógica del sentido común en los comportamientos individuales, la sociedad peruana es una de las más caóticas de Latinoamérica.

LA VACUNA AUTORITARIA



13/08/20 - 04:30

Luis Alberto Arista Montoya*

Quizá, decimos quizá: debido a la informalidad que reina, a la poca educación de nuestra gente, a la desconfianza en los líderes, y a la ausencia de la lógica del sentido común en los comportamientos individuales, la sociedad peruana es una de las más caóticas de Latinoamérica. Las altas cifras de muertes e infectados por el Covid-19 es una trágica  prueba de ello.

Muchas veces el exceso de democracia no hace bien, hace falta cierto autoritarismo (ejercer el trabajo con voluntad de autoridad) para que se cumplan las normas sanitarias. “Tengo que decir que sí, que me considero autoritaria” ha declarado la Ministra de Salud Pilar Mazzetti en una entrevista (Diario L.R. 9 agosto, 2020). Coincidimos con ella. Pues cuando un líder es blandengue las cosas caminan muy mal o simplemente no caminan.

Sin embargo, cuenta ella que en su equipo de investigación siempre somos muy horizontales. Pero en salud pública tiene que haber un límite a la democracia, porque hay que tomar decisiones, porque la salud pública no espera. Y en la función  pública- es triste lo que voy a decir, penoso y vergonzoso- el “por favor” no funciona muy bien. Algunas veces uno tiene que presionar al sistema para que reaccione…a veces  llamaba  a todos los implicados, los encerraba en el salón  azul y les decía que tenían derecho a ir al baño, a tomar café y a llamar a su secretaria, pero no derecho a salir. Y cerraba la puerta, hasta no  encontrar una solución. Pero si uno pide por favor muchas cosas no caminan lo suficientemente rápido. A veces- declaró- hay que ponerle un poco de fuego a la administración pública. Y en estos tiempos [de pandemia expansiva] no solo fuego, sino algo así como una supernova, o una explosión solar [hasta carajear a viva voz, añadimos].

Es por eso que en forma a priori la ministra lo primero que hizo fue pedir perdón [que implicaba también, por supuesto, una advertencia] a los funcionarios del ministerio al momento de asumir la cartera de Salud.

Claro, nos han  enseñado, que la frase mágica en toda relación inter-subjetiva es decir “por favor” para que los pedidos u órdenes fluyan, pero no siempre es así, porque depende de la empatía que se establezca con el interlocutor. Cuando se es demasiado democrático la democracia se torna en una “democracia morbosa”, solía decir el filósofo José Ortega y Gasset. Un buen combustible de autoritarismo necesitan los oxidados motores de la burocracia pública peruana.

Pero en nuestro país también  existen  otros tipos de  líder además del autoritario. Está el anárquico, que es un desordenado, haragán, caótico, un indisciplinado (proclive a la corrupción). Está el autárquico que se caracteriza por su individualismo y egocentrismo (colosal o asolapado) que cree que no necesita nada de nadie, pero se rodea de un pequeño círculo de súbditos (a manera de un “sultanato”, Basadre dixit). Está el democrático, que delega funciones, que  consulta por todo, se llena de asesores (amigos o parientes) y  teme  a enemigos o adversarios para tomar decisiones, calcula “bien”.

No estamos haciendo una loa al autoritarismo populista (tipo Trump, Bolsonaro o Maduro, Putin; Urresti, Antauro Humala, etc.), y que eso querríamos que triunfe en las elecciones del 2021. No. Lo que estamos apoyando es que- en tiempos de gravísima emergencia como la actual- el ejercicio del poder se haga con fuerza de autoridad, con voluntad de dominio pero respetando la constitucionalidad. La suma de personalidad autoritaria con personalidad democrática, sería lo ideal. Una buena vacuna para la gobernabilidad del país.

Y hablando de idealismo: cómo quisiéramos que en  el Perú  existiera el “Partido de los Honestos (as) en Acción” (PHA), y que Pilar Mazzetti – si es que no  sale muy magullada de esta pandemia- sea (digo, es un decir,) la candidata de todas la mujeres honestas(os) a la presidencia en las próximas elecciones, pues la población electoral femenina integra casi la mitad del electorado peruano.

Este escribidor imagina así un  futuro escenario polkítico. Votaría por ella, si es que su plancha presidencial estuviese integrada tan  solo por mujeres…Es un sueño ¿o no?...Corren las apuestas. En nuestro país necesitamos muchas Pilares  como ella, porque los pilares de la estructura del “Estado empírico” están carcomidos…

_____
*EDITORIAL. Para Radio Reina de la Selva. Lima 13 de  agosto (día del cumpleaños del “gran jodedor” César Hildebrandt, mi “examigo” y excompañero universitario). Luis Alberto Arista Montoya.

Comentar

+ EDITORIAL

PASTILLITAS PARA EL ALMA

EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN