Reina de la selva Radio en vivo
Domingo, 18 de Abril del 2021
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

Lucha contra la COVID-19 - PROPUESTA CON BASE CIENTÍFICA

Luis Alberto Arista Montoya* Hoy lunes quince inicia el segundo año escolar en tiempos del Covid19. Nuevamente, “cada” casa como aula virtual, lejos del calor del compañerismo, de la socialización en las aulas de las escuelas, sin la imagen del profesor/amigo/democrático (se supone). Nuevamente, más trabajo para los padres de familia.

Lucha contra la COVID-19 - PROPUESTA CON BASE CIENTÍFICA



16/03/21 - 07:00

Luis Alberto Arista Montoya*

Hoy lunes quince  inicia el segundo  año escolar en tiempos del Covid19. Nuevamente,  “cada” casa como aula virtual, lejos del calor del compañerismo, de la  socialización en las aulas de las escuelas, sin la imagen del profesor/amigo/democrático (se supone). Nuevamente, más trabajo para los padres de familia.

 Los organismos internacionales- que algunos de ellos   propagan una mentalidad estandarizada- están indicando a los gobiernos de los Estados la urgencia de ir a clases presenciales. El Ministro de Educación Ricardo Cuenca (así se llama por si acaso, “señores” candidatos al parlamento) ha indicado, bajo alguna lógica del sentido común, que solo en algunas  zonas rurales habrán clases presenciales o semipresenciales: pues allí hay menos contagios, más aire libre y puro; pero nada de computadoras, tablets, ni celulares, ni TV, solo humildes radios a pilas; ni internet de banda ancha (ni de banda angosta, de ninguna banda). Además, los estudiantes tienen que trabajar para ayudar  a sobrevivir a su familia.

Encima, ningún profesor (activo o jubilado) hasta ahora ha sido vacunado. Creo que esta debe ser una exigencia gremial por parte del SUTEP, sea para el dictado presencial o vital. (Ahora falta que presionen para ser vacunados solo con la vacuna china  Sinopharm, por identificación ideológica, quizá)

En forma paralela a la infección del coronavirus  corre la infección de la desinformación o de la información  distorsionada a través de los virus y bacterias de las noticias falsas que se propagan por las redes sociales.  ¿Cómo enfrentarlas, desde la casa o desde las aulas virtuales? ¿Qué deben hacer los directores y profesores?

Propuesta

Mediante este Editorial proponemos lo siguiente:
Durante las primeras clases cada profesor deberá  “dialogar” con sus alumnos sobre el origen y la naturaleza del coronavirus; sobre los estragos que viene dejando, que los alumnos cuenten cómo están sobrellevando la pandemia  en sus hogares. El objetivo es propiciar la adaptación y la asimilación del nuevo aprendizaje a través de hechos que se producen en el mundo de la vida, para ser luego explicados  con una buena información  científica.

La revista Selecciones - que mi generación escolar tuvo la suerte de leer y consultar-, que se  edita desde 1922  se caracteriza por difundir didácticamente los avances científicos. En el número correspondiente a enero 2021, indica algunas proposiciones científicamente correctas sobre la COVID-19, útiles para ser aprendidas en casa y en  aulas virtuales y presenciales.

Selecciones indica  las siguientes proposiciones, con algunas atingencias mías. Veamos y leamos:
1.- Los virus son como una especie de zombis: no son organismos vivos, pero son capaces de sobrevivir a costa de otras formas de vida (animales o humanos), siempre han convivido con nosotros.

2.- Existen cerca de 320,000 tipos de virus capaces de infectar mamíferos.

3.- Solo 219  propician enfermedades en seres a  humanos, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU

4.- Están hasta  en la lluvia: Los virus se incorporan a la atmósfera arrasados por pequeñas partículas de tierra y rocío marino (o de ríos y lagos), y regresan al suelo a través de la lluvia, la nieve y las tormentas de arena (cuidado chachapoyanos con las goteras o juntar agua de lluvia, vieja costumbre).

5.- Existe el mito popular según el cual  una vez que contraes una enfermedad viral adquieres inmunidad frente a esta. No siempre es así. No todos desarrollan suficientes anticuerpos.  Y estos pueden desaparecer al paso del tiempo, de ahí la importancia de las vacunas de refuerzo.

6.- A veces cuesta trabajo distinguir entre virus y bacterias. A diferencia de los virus, las bacterias son microorganismos unicelulares que pueden vivir y reproducirse por sí solos.

7.- Puedes contagiar a otros aun si no presentas síntomas. Pueden propagarse a través de personas asintómáticas (que no manifiestan signos de enfermedad) y presintomáticas (que aún no muestran síntomas). Incluso existen “supercontagiadores”, capaces de infectar a  millares de individuos sin advertirlo siquiera. Toma precauciones para prevenir la propagación aunque no te sientas mal.

8.- En ciertos países pueden demandarte por esparcir un virus a sabiendas. (De ahí  que se explique el renacimiento romántico de los besos volados; no beber  cerveza de un único vaso; no decir salud cuando el otro estornuda a boca de jarro o cubierto con el brazo, etc.)

9.- El aire frío facilita la aparición de las enfermedades. El frío intenso reseca las membranas mucosas. El moco cumple una función protectora para que no ingresen los virus.

10.- Morderse las uñas es una pésima práctica. Los dedos se impregnan de gérmenes fácilmente. Cuando los introduces a la boca, los virus hallan su boleto de entrada a tu cuerpo. Córtate las uñas con frecuencia (de raíz como decía mi padre) e intenta mantener los dedos lejos de la nariz, los ojos y la boca (Ojo con los fumadores)

11.- Desvelarse puede prolongar la recuperación. Dormir bien por las noches puede elevar la eficacia de ciertas células especializadas del sistema inmunitario conocidas como linfocitos (De ahí que seden a los pacientes Covid en los hospitales)

12.- La vitamina D podría  ser de utilidad para combatir los virus. Podría aportar cierta protección pues reduce el riesgo de contagiarse o fallecer por COVID-19 o influenza. (Los alimentos que contienen vitamina D son: pescados grasos: como la trucha, la caballa, el jurel,  salmón y atún; hígado vacuno, queso y yema de huevo.

13.- Sí, debes usar cubrebocas (mascarillas) de tela en público. Aunque no protege completamente de la infección, si todos lo usaran en espacios públicos, la tasa de infecciones y transmisión comunitaria se reduciría de manera drástica.

14.- El “pie covídico” sí existe. La Covid-19 puede atacar  casi cualquier parte del cuerpo, incluso los dedos de los pies; el síntoma es muy similar a los sabañones, inflamaciones con aspecto enrojecido que produce comezón en los dedos de los pies o manos cuando hace frío. (¡Mucho cuidado con los pezuñentos!)

15.- La pérdida de sentido del gusto o del olfato es un signo temprano de alerta. Es otro indicio común de que has contraído la COVID-19. Los jóvenes son más propensos a experimentarlo, explica el científico Matthew. G. Heinz.

16.- La COVID-19 puede lesionar el encéfalo. Muchos pacientes hospitalizados experimentaron síntomas neurológicos como jaquecas, mareos, dificultad para concentrarse, accidentes cerebrovasculares y convulsiones. Esto podría ser producto de los procesos inflamatorios, la falta de oxígeno, las reacciones autoinmunitarias o los trastornos de la coagulación provocados por el patógeno.

17.- La rabia es la infección más letal. Casi el 100% de las personas que se infectan de rabia morirán. Hasta la fecha, solo 14 personas, en los EE:UU, han sobrevivido tras presentar síntomas. Puede prevenirse por completo con una vacuna, si se administra poco después de la exposición al agente infeccioso. Se produce, en la mayoría de los casos, por la mordedura de un animal infectado (cuidado con los perros y gatos callejeros, con los murciélagos). Se debe acudir al médico de inmediato  si sufres un ataque de este tipo, por más leve que sea. (Las mascotas deben estar vacunadas contra la rabia)

18.- No pidas antibióticos para combatir infecciones virales. Solo matan bacterias. Tampoco los médicos deben recetarlas.

19.- No existe un tratamiento contra la influenza ni otras enfermedades virales. “El mejor régimen es la prevención a través de las vacunas y los cambios de estilo de vida, señala la científica Kathleen Dass. (No hacer caso a los antivacunas, y antimascarillas y anticuarentenas)

20.- El agua y el jabón siguen siendo la mejor defensa. La frase “lávate las manos” se ha convertido prácticamente en un mantra en estos días difíciles. Una gota de jabón diluido en agua literalmente rasga la superficie grasosa de los virus. Lávate las manos durante 20 segundos, como mínimo y sécalas con una toalla limpia. En baños públicos, evita los secadores eléctricos, pues solo ayudan a dispersar el virus por doquier.

21.- Desinfecta tu casa frecuentemente, pero no utilices toallitas antibacterianas (pues no contribuyen a combatir los virus).

22.- Bebe té verde. Este té infunde vitalidad al sistema inmunitario. Ingerirlo con frecuencia no solo ayuda a vencer los resfriados, sino que además previene la reaparición de infecciones. Incluso podría reducir el riesgo de pescar enfermedades.

23.- No te atengas a la inmunidad de rebaño, aunque muchos hayan contraído el virus o hayan sido ya vacunados. “Sin embargo, para que este mecanismo funcione, más del 90 %  de la población debe estar vacunada”, señala Tish Davidson, periodista médica y autora de varios libros sobre la historia de las inmunizaciones. La inmunidad de rebaño no es un medio de protección.

24.- Y por último. Los virus pueden sobrevivir en numerosos lugares. En los laboratorios de investigación  la COVID-19 se mantuvo activo entre dos y tres días en plásticos y metales, y 24 horas en cartón y papel, señala un estudio publicado en la New England journal of Medicine.

Entre los objetos domésticos que pueden alojar virus se encuentras los siguientes: Teléfonos (residenciales o celulares), rejas de metal, controles remotos, teclados, grifos, manijas de puertas y armarios, sábanas, fundas de almohadas y cobertores.

En lugares públicos, asegúrate de desinfectar tus manos después de tocar lo siguiente: grifos, manijas y pasamanos, teclados en cajeros automáticos o cualquier otro aparato, bombas de gasolina, pesas en el gimnasio, utensilios en bufés y barras de ensaladas        
       
                                       (Fuente: Revista Selecciones: Cosas que hay que saber sobre los virus”, por Charlotte Hilton Andersen; páginas 18 a la 33. Enero, México 2021)
_____
EDITORIAL. Para Radio Reina de la Selva. Lima 15 de marzo de 2021. Luis Alberto Arista Montoya

  
  

Comentar

+ EDITORIAL

PASTILLITAS PARA EL ALMA

EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN