Reina de la selva Radio en vivo
Sábado, 16 de Enero del 2021
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

MAESTROS DEL BICENTENARIO

Luis Alberto Arista Montoya* En medio de la intoxicación informativa producida por la plaga socio-cultural de las fakenews (noticias falsas o tergiversadas), recibir noticias verdaderas y buenas ayudan a levantar el ánimo en estos días de crisis generalizada

MAESTROS DEL BICENTENARIO



15/07/21 - 04:53

Luis Alberto Arista Montoya*

En medio de la intoxicación informativa producida por la plaga socio-cultural de las fakenews (noticias falsas o tergiversadas), recibir noticias verdaderas y buenas  ayudan a levantar el ánimo en estos días de crisis generalizada: donde prima el pesimismo derrotista, la incredulidad y la desconfianza.

Las noticias falsas son como bacterias que penetran nuestro cerebro (entendimiento) y nuestra vida emocional y sentimental. Intoxican. La mala fe noticiosa nos deteriora, nos predispone contra los demás, o contra uno mismo que es lo más grave. Esto se expande a través de las redes sociales. Nuestra sociedad es una sociedad enredada en una gran telaraña electrónica.

 Quien practica la mala fe busca  enmascarar una verdad desagradable o  trata de  presentar como verdad una mentira agradable. 

Este daño es más pernicioso cuando ataca la fresca e ingenua mentalidad de  niños y adolescentes. De ahí el rol fundamental de los padres y de los maestros para ayudar a su hijos a distinguir lo verdadero de lo falso, lo bueno de lo malo, lo justo de lo injusto, lo lógico de lo incorrecto. La enfermedad de la corrupción empieza corrompiendo el lenguaje, expandiendo mentiras.

A contrapelo, todo lo dicho anteriormente es a raíz de una buena y feliz noticia: El Ministerio de Educación, con motivo del Día del Maestro, ha reconocido a 200 Maestros del Bicentenario, en función de sus méritos, cualidades y las buenas prácticas de enseñanza-aprendizaje, impartiendo clases e implementando proyectos educativos con miras a una Educación para la Democracia que implica, al mismo tiempo, una Educación para el Trabajo. Pero  además de la Resolución Ministerial, hubiese sido pertinente que cada profesor  recibiera como premio una laptop última generación porque las clases virtuales se darán en paralelo con las clases presenciales en estos tiempos de pandemia. Era de justicia

Enterarse que dentro de estos 200 actores del cambio figuran 6 maestros amazonenses alimenta nuestro ánimo, nos hace sentir orgullosos. Se venía expandiendo la falsa percepción que los amazonenses somos personas con  mínima  identidad cultural. Esa es una versión de mala fe. Lo que pasa es que nos falta sentirnos plenamente orgullosos de lo que somos y valemos, de redescubrir nuestro orgullo perdido o mancillado. Nunca debemos sentirnos apocados: pues el apocamiento es un sentimiento de inferioridad.

Por lo que hacen  y  hacen hacer a sus alumnos en esos humildes colegios públicos  cada uno de esos maestros es un ejemplo a seguir; ellos han logrado diseñar la ruta pedagógica que acorta  la brecha entre el dictado de clase y el mundo de la experiencia. En nuestro país abundan  profesores con mentalidad cuadriculada, que solo tratan de cumplir a raja tabla  lo programado desde el poder del centralismo limeño, sin iniciativa, sin proyectos de revalorización de la historia ancestral. Quien rescata las tradiciones creativas, quien crea métodos y proyectos pedagógicos vivenciales se convertirá en sembrador de semillas que brotarán, crecerán y darán buenos frutos.

Y esa filosofía de vida la han cumplido con creces estos seis actores en busca de alumno. Esos maestros  que  han abierto caminos que luego se bifurcarán son los siguientes: Riquelme Chuquital Montoya, José Luis Arista Tejada, Edgar Ney Llanos Chuquipa, José Ronald Correa, Gilberto Reina Tafur, y Juan Adalberto Rodríguez Valladares. Nuestras sinceras felicitaciones. Que sigan lo éxitos y logros.

Es más, han tenido la atinada actitud de involucrar en sus proyectos educativos a los padres de familia, en especial a las madres que muchas veces están más  prestas a velar porque sus hijos aprendan algo práctico: artesanías, telares, pequeñas tecnologías para mejorar la Agricultura Familiar y la gastronomía local.

La agresividad de la pandemia Covid-19 ha troquelado nuestra tranquilidad de conciencia pero, al mismo tiempo, nos obliga a responder creativa y responsablemente. Vamos hacia un cambio  de mentalidad colectiva. Presumo que este cambio vendrá del campo a la ciudad: de las aldeas, centros poblados, comunidades nativas, de los distritos y de los villorrios desperdigados en todo el territorio nacional, que ahora son los peores escenarios de lucha cotidiana por la sobrevivencia y la marginación. Pero que al ser dueños de un acendrado sentimiento de pertenencia comunitaria su acción comunicativa y social son solidarias, propiciando valores, comportamientos, actitudes, creencias y prácticas colectivas que apuntan hacia el Bien Común.

La mentalidad de cada uno de estos seis hombres  históricos, aunque se trate de un  maestro ejemplar, es justamente lo que tiene de común con las otras personas de su tiempo. Serán  referentes significativos para cuando se escriba la historia de las mentalidades en la Región Amazonas.
____   
  EDITORIAL. Para Radio Reina de la Selva. Lima 13 de julio de 2021. Luis Alberto Arista Montoya. 

Comentar

+ EDITORIAL

PASTILLITAS PARA EL ALMA

EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN