Reina de la selva Radio en vivo
Domingo, 29 de Mayo del 2022
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

NÚCLEOS DE RESISTENCIA EN UCRANIA

Luis Alberto Arista Montoya* La invasión rusa de Ucrania ha generado un rechazo unánime de casi todos los países del mundo, a excepción, claro está, de algunos adláteres como Cuba, Nicaragua, Bolivia, Venezuela, Corea del Norte, China y de los Emiratos Árabes.

NÚCLEOS DE RESISTENCIA EN UCRANIA



04/03/22 - 04:20

Luis Alberto Arista Montoya*

La invasión rusa de  Ucrania ha generado un  rechazo unánime de casi todos los países del mundo, a excepción, claro está, de algunos  adláteres como Cuba, Nicaragua, Bolivia, Venezuela, Corea del Norte, China y de los Emiratos Árabes. El tibio comunicado del Perú solo invoca que las partes respeten las normas del derecho  internacional, pero no condenan la  invasión rusa
Los valores culturales rusos están en el imaginario peruano. Recordemos  a los siguientes: las novelas de  Fedor  Dostoieski (en especial “Crimen y Castigo”), las de Máximo Gorky(sobre todo “La Madre”),  “Guerra y  Paz” de León Tolstoi, la obra “Dr. Zhivago” de Boris PasternK (Premio nobel de literatura en 1958, que fue rechazado), el dramaturgo Anton Chejov con sus célebres obras “Tío Vania” y “El jardín de los cerezos”,  y las novelas críticas de  Alexander Solzhenitsyn como el “Archipiélago Gulag”; la fabulosa música clásica de Fedor Tchaikovsky; su hermoso ballet del Teatro Bolshói, los maravillosos poemas realistas de Pushkin, la riqueza del  museo Hermitage con 3 millones de piezas antiguas); y, en el plano científico, quien puede olvidar al astronauta ruso Yuri Gagarin, el primer hombre en viajar al espacio exterior, orbitando al planeta tierra.

 Pero tampoco se puede olvidar los millones de muertos producidas por las autocracias de la antigua URS, ni tampoco su obsesión armamentista con centrales nucleares.
 Está en la memoria histórica el terror sembrado por las tiranías de Lenin, Stalin y, ahora Vladimir Putin, que significaron muertes o confinamiento de los disidentes en la Siberia (denunciadas por Solzhenitsyn en su famosa novela “Archipiélago Gulag”) Este espectro ahora se reencarna con la invasión a Ucrania para desnacionalizar su territorio y anexarla a la fuerza al futuro  imperio ruso.

 Putin es un tirano “narci-autoritario”. Empleo este neologismo para señalar que como   hombre es un narciso (ama compulsivamente su imagen), como líder político es un autoritario espía y castiga a sus adversarios. Contra viento y  marea ha invadido y está destruyendo Ucrania, a pesar de las advertencias pacíficas esgrimidas por Naciones Unidas, la Unión Europea, la OEA, la Otan, y otros organismos de derecho Internacional. Putin cabalga en un enorme oso polar que invadió sigilosamente  a paso lento,  ahora galopa. Busca no solo escarmentar y adueñarse de Ucrania. Su patológica visión geopolítica es generar un nuevo orden mundial, apelando a la guerra para resolver conflictos. Es por eso, quizá, China, India y los Emiratos  Árabes permanecen en silencio; mientras los EE.UU  aplican el bloqueo económico y financiero, al igual que la Unión Europea. 

Revisando mis viejas notas me he topado con una inteligente metáfora de Winston Churchill, que dice lo siguiente: “Rusia es un acertijo, envuelto en un misterio, dentro de un enigma, pero hay una llave, y esa llave es el interés nacional”. Es una metáfora que ayuda a adivinar el actual  propósito expansionista de Putin, en tanto que el interés nacional  es la llave de resistencia del pueblo ucraniano. Llave que ha permitido abrir la negra  caja de pandora rusa.

Tengo la impresión que Putin retrocederá por obra de los siguientes  núcleos de resistencia: a nivel endógeno(al interior de Rusia) los millones de jóvenes que están en contra del “narci-autoritario” Putin), movilizados por la mágica  maraña digital de las redes sociales, que pueden generar una inmensa y permanente  protesta social, aprovechando que el ejército invasor está ocupadísimo; y el otro grupo interno es el de  Anonymous que le ha declarado la “ciberguerra” a Rusia y a su presidente Vladimir Putín, constituido por un ejército  de hackers que amenaza con ciberataques contra los principales sitios web del Gobierno ruso, hakeando sus comunicaciones, y filtrando datos secretos del ministerio de defensa, anulando la página de la agencia espacial rusa, revelando secretos de Estado y  la vida íntima de Putin. Sería un “golpe demoledor” contra el mandatario y sus “títeres corruptos”. Anonymus advierte: “Exigimos restaurar los derechos del pueblo ucraniano”, “recibamos al invasor con un coctel ucraniano”, dicen en uno de  sus comunicados de ciber-combate 

Y a nivel exogeno está la ayuda y apoyo con armamentos y alimentos que llega de Occidente (EE.UU y Europa), la esperanza en unas “negociaciones plenas” planteadas por  Zelenski, presidente de Ucrania, y la movilización social mundial de jóvenes solidarios con los jóvenes ucranianos que luchan con valentía defendiendo la soberanía de su territorio

Dentro de estas fuerzas provenientes del exterior está el severo comunicado de rechazo a las agresiones rusas en Ucrania, firmado por Embajadores de veinte países extranjeros afincados en Perú (publicado el 28 de febrero último en el diario El Comercio de Lima, Perú). Un parágrafo de este mensaje común expresa: “No se puede tomar el territorio de un Estado soberano por la fuerza. Ningún país tiene derecho de veto sobre los socios de seguridad o el camino político de otro. Nuestros países harán todo lo posible para garantizar la defensa de la democracia, la libertad y la soberanía de Ucrania y de todas las naciones…Porque solo Rusia es responsable de las consecuencias de esta guerra: pérdida catastrófica de vidas y sufrimiento humano; el desprecio total por el derecho internacional, por las normas fundamentales de convivencia pacífica, así  como por la integridad territorial del Estado”.

 Incluso, invocan no ser indiferentes: “Confiamos- dice el comunicado diplomático- en que el gobierno Peruano continuará elevando su voz para velar por la garantías del pueblo ucraniano y poner freno a esta guerra sin sentido”.  Sí pues, elevar la voz. Protestar. No hablar ambiguamente ni a media voz. 
___
  EDITORIAL. Para Radio Reina de la Selva. Lima 4 de marzo de 2022. Luis Alberto Arista Montoya.  
     
       

Comentar

+ EDITORIAL

PASTILLITAS PARA EL ALMA

EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN