Reina de la selva Radio en vivo
Miércoles, 29 de Junio del 2022
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

ALEGRÍA, ALEGRÍA: ¡SOMOS RAYMILLAQTA!, ¡SOMOS KUELAP!

Luis Alberto Arista Montoya* Desde inicios de la década de los años veinte del silgo pasado la historia sobre la movilización demográfica de las multitudes del campo a las ciudades

ALEGRÍA, ALEGRÍA: ¡SOMOS  RAYMILLAQTA!, ¡SOMOS KUELAP!



23/05/22 - 04:22

Luis Alberto Arista Montoya*

Desde inicios de la década de los años veinte del silgo pasado la historia sobre la movilización demográfica de las multitudes del campo a las ciudades ha sido materia de investigación sociológica  en el Perú contemporáneo. Fenómeno histórico  que Jorge Basadre llamó la movilización a favor de la “redención de las provincias” frente al centralismo limeño, que hasta hoy en día  sigue manejando la administración del “Estado empírico”  bajo una lógica de colonialismo interno.

La obra de Basadre titulada La multitud, la ciudad y el campo en la historia del Perú (publicada en 1929) fue la que sentó las bases para el estudio de las movilizaciones demográficas rurales y urbanas (invasión de migrantes a las grandes ciudades costeñas, como Lima, por ejemplo). Recientemente, gracias al Fondo  Editorial de la Derrama Magisterial, el historiador Manuel Burga acaba de publicar - con ocasión de la celebración del Bicentenario- una obra sobre el rol de las multitudes populares en el proceso de la Independencia republicana del Perú. Desborde popular y crisis del Estado (publicado en 1986) de José Matos Mar, es otro libro clave que  ayuda a comprender el fenómeno de las multitudes.

Este es el verdadero marco teórico y el marco metodológico para comprender también las movilizaciones comunitarias de orden festivo y folklórico, como es el caso del Raymillaqta amazonense, que ha  logrado instalarse ya en el imaginario popular con el fin de fortalecer la identidad cultural amazonense. 

Tengo la percepción - como hipótesis de trabajo - que esta historia de las multitudes, por lo general, son de dos tipos: Por un lado, existen movilizaciones de ira/tristeza porque son  manipuladas política y económicamente(invasión de minas, terrenos y carreteras, por ejemplo) que a la postre producen tristeza y frustración en los pueblos, pues terminan  descubriendo haber  sido utilizados; y, por otro lado, están las movilizaciones alegres porque el pueblo se moviliza en forma espontánea y solidaria, con bailes y cánticos, ejemplo de ello son: la fiesta del Inti Raymi en Cusco, la fiesta de la Candelaria en Puno, el festival de la Primavera en Trujillo, los Carnavales en Cajamarca, Las Payas de Corongo (en Ancash), y, por supuesto, nuestro Raymillaqta: multitudinaria fiesta de los pueblos amazonenses, otra fiel expresión del “Perú profundo”. Cada cual con sus respectivos promotores pletóricos de peruanidad mestiza.

Este fue el marco teórico y vivencial que   inspiró  a Carlos Burga en 1997 (cuando fue Regidor durante el gobierno municipal de nuestro amigo Nano Rojas) para promover y crear la fiesta del Raymillaqta, cuya historia merece ser estudiada histórica y sociológicamente. Por lo que debe mantenerse vigente para alegrarnos y  enriquecer nuestra memoria colectiva republicana. 

Es por eso que nos alegra saber que desde el seno de más de doce comunidades campesinas se haya tomado la decisión- contra todas las trabas y taras burocráticas -  de retomar este alegre festival popular a partir  del próximo 4 de junio: punto de partida para reflotar el turismo en tiempos de pospandemia y poscaída del muro de Kuelap. La “autoridades” de Amazonas no pueden poner entre paréntesis o en cuarentena esta alegre movilización popular. Esta manifestación  no es populista. Es el producto de una auténtica  democracia popular, alegre y participativa.

Tenemos la esperanza que esta hazaña por la libertad y la alegría colectivas coincida con la movilización convocada también  por la sociedad civil para el 5 de junio que hemos dado en llamar “Juntos Abracemos Kuelap”. Ojalá que así sea. Nuestro querido paisano y entrañable amigo Carlos Burga también gritará: “¡Yo soy Kuelap!, y todos juntos:¡Nosotros somos Kuelap!. Abrazaremos a nuestra pétrea fortaleza, conservando la debida distancia sanitaria: cantando, danzando y arengando a favor de la restauración científica de la ciudadela, bajo la dirección de  expertos, pero con  la participación de las comunidades aledañas, auténticas portadoras de la ancestral Cultura Chachapoya.

Compartimos con el gran objetivo de Carlos Burga: Se trata de rescatar, conservar y defender nuestra Identidad Cultural, que se caracteriza por tener una identidad fuerte por proceder de una  añeja historia que viene  desde las entrañas del Antiguo Perú; y, también con el fin de  dinamizar la economía a través del turismo, cuidando, eso sí, nuestro patrimonio cultural histórico, el patrimonio cultural inmaterial, el patrimonio natural y, por supuesto, el patrimonio cultural vivo representado por los artesanos, danzantes, músicos, cantores, agricultores,  cocineros y cocineras que bregan diariamente en  tushpas urbanas y rurales(patrimonio culinario y gastronómico); que implica además la promoción y defensa de la Agricultura Familiar para que sea sostenible y ecológica y preservar responsablemente el medio ambiente, que es una característica esencial de la idiosincrasia del poblador amazonense,  reconocida ahora nacional e internacionalmente.

Pueblo que canta y baila es invencible. ¡Todos somos Raymillaqta! ¡Dancemos alrededor de Kuélap! Que nos vean y escuchen en el mundo entero ¡Viva Amazonas!.
_______     
EDITORIAL. Para Radio Reina de la Selva. Lima 23 de mayo de 2022: a 13 días del RAYMILLAQTA, y a  14 días de “JUNTOS ABRACEMOS KUELAP”… Luis Alberto Arista Montoya.
   

Comentar

+ EDITORIAL

PASTILLITAS PARA EL ALMA

EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN