Reina de la selva Radio en vivo
Sábado, 16 de Enero del 2021
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

IGLESIA DEL SEÑOR DE BURGOS

Pastillita para el Alma 16 – 06 – 2021 Tayta Burgos, al fin después de mucho tiempo, según me refieren y veo en las fotografías, nuestro pueblo y los miles de fieles, han cumplido con volver a construir tu nueva casa, según me cuentan ya no de adobe ni de quincha, sino de paredes con ladril

IGLESIA DEL SEÑOR DE BURGOS



16/05/21 - 03:51

Pastillita para el Alma 16 – 06 – 2021

Tayta Burgos, al fin después de mucho tiempo, según me refieren y veo en las fotografías, nuestro pueblo y los miles de fieles, han cumplido con volver a construir tu nueva casa, según me cuentan ya no de adobe ni de quincha, sino de paredes con ladrillos, cemento, pilares y vigas con armatoste de fierro y alambre, que sostienen el techo a dos aguas, talvez ya no con tejas, donde antes se filtraban las goteras, cuando nuestra Fidelísima se teñía de negra basquiña en las noches y caía el aguacero, con truenos y con relámpagos, dejando chuitas las aceras y las calles con piedra caliza, pero que nunca impedía que tus fieles devotos, hagan su peregrinaje de todos los jueves al anochecer para ir a visitarte y dejar sus velas de cera de Castilla, en sus candeleros de arcilla de Huancas, arrodillarse y rezar dando gracias por todos los favores con que siempre nos sigues bendiciendo aún en la lejanía.

Jamás se borrarán de mi memoria, las veces que en mi niñez y luego en mi juventud, acompañaba a mi madrecita, su cuñada Blanquita Tenorio y sus comadres, cuando se iba cuesta arriba por la calle de El Comercio, vestidas de negro y con sus mantillas, cubriendo sus cabezas y llevaban en sus manos sus rosarios y sus libritos de rezos con pasta de nácar y una vela blanca y larga casi de dos cuartas que lo hacía mi abuelita en el patio de su casa con una rueda de carrizo, de 2 metros de diámetro, que pendía de un maguey atravesado del segundo piso y que giraba sobre un perol de bronce, con cera derretida, sentado sobre una tushpa de tres piedras, donde ardían la leña de tayango y huarango. En la rueda de carrizo estaban colgados unos hilos de pabilo, que lo iban bañando con la cera líquida con un patecito acondicionado para no quemarse.

La iglesia del Señor de Burgos tiene una larga y linda historia, que según comenta, nuestro paisano Alejandro Alvarado Santillán, figura en el plano de Martínez de Compañón de 1782, esta primera iglesia fue ampliada por don Fabián de Mendoza Collantes en el año 1792, la cual se destruye el 14 de mayo 1928, terremoto que según manifestaban personas a los cuales les escuchaba con mucha atención en mi época infantil, produjo muchos estragos, tanto en las propiedades como causando la muerte de muchos personajes muy conocidos en Chachapoyas.

Nuestro gran amigo y buen historiador Alejito Alvarado, nos refiere que en este templo del Señor de Burgos hasta el año 1847, “fue lugar de sepultura de chachapoyanos, como de don Ángelo Trigoso, acaecido el 8 de junio de 1821, fallecido en la Batalla de Higos Urco”.

Ahora he visto muchas fotografías tanto del exterior de nuestra iglesia, así como de la parte interior de nuestro templo del Señor de Burgos. Veo, al parecer la misma portada, o cuando menos tal como la recuerdo. El piso elegante con acabados modernos, paredes altas, desnudas, muy bien pintadas, su cielo raso hermoso, con muy bonitas arañas de cristal, que penden suntuosas del techo. Al frente lo que es el altar mayor, con la ausencia de nuestro Santo Patrón. Seguramente estarán organizando una comisión muy especial para dar los últimos detalles de la colocación de las imágenes en bulto y los cuadros que antes adornaban el local.

Claro Tayta Burgos, tu casa ahora está muy bonita, pero permíteme recordarte como yo te conocí en mis años mozos. Deseo verte señorial, imponente, en un extremo de la plaza, rodeada por un muro de tierra, donde los muchachos íbamos a jugar, como constructores de carreteritas, cuando íbamos al Centro Escolar N° 131 de Tushpuna, para pasear a nuestros carritos de cajitas de sardinas o de portolas, deseo recordarte con dos chocitas en el jirón Amazonas, que ahora ya no recuerdo de quienes eran, casi frente a ellas la casa de doña Zoila Chávez, hermana del Dr. Esteban Hidalgo, que fue diputado por Amazonas, quiero ver un poco más abajo, la casa de mi compañero de escuela Nelson Ramos, en la esquina la casa de don Román Noriega, su hija Cleopatra y el profesor de educación física Américo Vizcarra, que además era un gran dibujante, mirar en la esquina detrás de tu iglesia la casa de mi gran amigo Wilson Yóplac Tenorio y sus lindas hermanas, un poquito más arriba  la casa de mi compadre Luis Mori Aliaga, con mi comadre Olindita Encinas, un poquito más al centro la casa de don Félix Valdivia donde vivía el Chamachín hermano de mi tía y comadre Gladys Oyarce y en la misma esquina con el jirón Triunfo la casa de la señorita Nelly Oporto, que trabajó en el Hospital Virgen de Fátima como Técnica de Laboratorio. Deseo recordarte mirando la casa de Norita y Max Mori, más a la esquina la casa de doña Amelia Mendoza, donde se hospedaban todos los alumnos que venían de Rodríguez de Mendoza a estudiar secundaria, luego en la esquina con el jirón Santa Lucía a doña Mushita la señora Luisa Noriega con sus panes bizcochuelos, cemitas, brillantes y turcas, al frente la casa de los Chota, con el gran Adolfito que tocaba violín, guitarra, acordeón, saxofón y trompeta y todo en forma magistral, un poco más al centro la casa de Dorisita Vilcarromero de Malqui, con toda su Familia y hago mención especial, con mucho afecto, al sargento Máximo Vilcarromero casa que colindaba, con la casa de la Familia Chuquimbalqui, cuya hija la señorita Celinda se casó con el profesor y luego abogado el Dr. Ramos, de cuya unión nace nuestro Dr. Rolando, un gran cirujano que hace mucho buena obra, salvando vidas, en el campo quirúrgico en todo la región Amazonas, luego, si mal no recuerdo está la casa de don José Torrejón, con sus hijos Hildita que estudió enfermería y fue a residir a Tacna, también su hijo Luis, mi gran amigo, el popular Confite, que se encargó de restablecer la tradición de los centilleros de Chachapoyas y terminando la cuadra en la misma punta del jirón Amazonas, la casa de don Carlos Zubiate Zabarburú, nuestro profesor de Historia del glorioso San Juan de la Libertad. Así recuerdo Tayta Burgos a tu iglesia en la plazuela de Burgos, antes que la bauticen como de la Independencia. Recuerdo con tu retablo de madera, que según dicen, lo hizo don Carmen Valdivia, al fondo de la nave central, con varias imágenes de santos que te rodeaban. Siento el olor a las velas de cera, que ardían especialmente los días jueves y la gran cantidad de gente, sentada en sus bancas de madera una detrás de otra y nunca me olvidaré los días de las Velaciones, donde lucían su arte mis compadres Luis Herrera Castro y Víctor Molinari, como también son inolvidables el canto y las danzas de las Pastorcitas los días previos a la Navidad y la solemne procesión del Señor de Burgos, presidida por el padrecito Carlos Gates, todo un personaje inolvidable por su gran labor apostólica y sus obras de misericordia. Como no recordar ahora a mí compadre Pedro Pablo Mori Meza, el popular Cholo del Señor de Burgos.

burgosantes

Así te quiero y te recuerdo Tayta Burgos, arriba en tu casa del barrio de la Laguna y no como huésped en la catedral.

Aunque es cierto Señor de Burgos, Tú no necesitas templos, porque vives en el corazón de todos nosotros que creemos en Jesucristo como nuestro único Salvador. Que eres Dios hecho hombre y eres dueños de nuestras vidas y de todo lo que tenemos, y de lo que somos. Que eres omnipotente, omnipresente, que eres infinitamente misericordioso, que lo único que deseas es que, exista el Amor entre nosotros, que amemos a Dios sobre todo las cosas y a nuestro prójimo, como a nosotros mismos. Sin embargo, son tus fieles los que hacen tu Casa, fieles como tu gran devota la señora Dorisita Vilcarromero de Malqui, que ahora desde el cielo mira con regocijo que se ha cumplido a cabalidad su deseo y que, así como ella todo el comité de fieles y mayordomos sienten el orgullo de tenerte como el más elegante, más importante y el más grande de los vecinos de la plazuela de la Independencia.

Permite mi santo Patrón Señor de Burgos, que vuelva a verte en tu iglesia de la Laguna y mientras tanto, gracias por bendecirnos a los caporales de la Hermandad del Señor de Burgos, aquí en la ciudad de Lima, gracias por visitarnos en forma mensual en nuestras casas desde hace casi 60 años, por celebrar tu Santa Misa todos los 14 de febrero, como es una tradición en nuestra tierra, la Fidelísima y noble ciudad de San Juan de la Frontera de los Chachapoyas.

Jorge REINA Noriega
*AYÚDAME A AYUDAR*
jorgereinan@gmail.coom
+51 999 048 355 
 

Comentar

+ PASTILLITAS


NOTICIAS