Reina de la selva Radio en vivo
Miércoles, 22 de Mayo del 2024
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

EL CIELO TE JUZGUE

Pastillita para el Alma 15 – 05 – 2024 Hoy día, por la zona donde vivo, ya se siente el frio, con cierta intensidad y a mis años, levantarse del calorcito de la cama, se hace difícil

EL CIELO TE JUZGUE



15/0524 - 06:08

Pastillita para el Alma 15 – 05 – 2024

Hoy día, por la zona donde vivo, ya se siente el frio, con cierta intensidad y a mis años, levantarse del calorcito de la cama, se hace difícil, pero, hay obligaciones, en nuestra juventud acumulada, impuestas por uno mismo y se tienen que cumplir, por lo que, me apresuro y llego al hospital, donde voluntariamente voy dos días a la semana, subo al área de hospitalización y encuentro a una señora de unos 55 a 60 años, con los ojos llorosos, al verme viejo y cansino, me dice con voz, entre mezclada de lamento y cólera retenida que, había sido maltratada por un colega médico, a quien le suplicaba le preste atención a su hijo enfermo, quejándose de dolor intenso, sin embargo el joven colega, no le daba importancia y más se dedicaba a ver y charlar por teléfono, sin reparar en sus súplicas, entonces como toda madre, defendiendo y protegiendo al fruto de su vientre, le increpó al médico y le dijo que le estaba grabando, el cual, sin inmutarse, contestó: “que haga lo que quiera”.
Para nosotros, los viejos médicos, sin prisas y con la mejor virtud que es la paciencia, … tal vez, solo con la preocupación, de cuando nos tocará irnos de esta tierra tan linda, en que Dios nos ha permitido y regalado el sacerdocio de ser Médicos, trajinando por largo tiempo en el camino de la vida, con variedad de experiencias, las más de las veces tristes, que alegres, es fácil extender nuestras manos y ofrecer una caricia de conmiseración y que de nuestros labios broten palabras de bondad, para entender y calmar el sufrimiento de la gente.

El paciente ya estaba siendo atendido por un grupo de internos, un residente y un muy distinguido y excelente cirujano, quien había arrancado de las garras de la muerte a un paciente portador de una peritonitis por perforación de un órgano intra abdominal y por la gravedad de sus lesiones, ahora tenía un post operatorio complicado. Conversando en forma muy escueta con su cirujano, me explicaba que este paciente había tenido una perforación de la parte baja del estómago y del duodeno, primera parte de los 8 metros de intestino delgado. Esta clase de patologías dentro del organismo son raras, puede deberse al tragar sustancias corrosivas, objetos punzo cortantes, pasar baterías pequeñas de relojes, de audífonos, equipos pequeños electrónicos o en enfermos crónicos por causa de cirrosis hepática, cuando los vasos hepáticos presionan y adelgazan la pared del estómago, también, por mal tratamiento de úlceras gástricas producidas por el Helicobacter pylori  y aunque no se crea y no sean muy frecuentes, también, por la ingesta de alcohol en personas lábiles y en aquellos bebedores crónicos, mal nutridos, que toman hasta las últimas consecuencias y “seco y volteado,” en tiempo acelerado, como en carrera de glotones, más cuando no les cuesta o son invitados a las fiestas de aniversarios, cumpleaños y matrimonios, nunca llevan regalos, los tacaños, encima rajones y se quedan hasta que cierren la puerta y todavía tienen el cinismo de reclamar el caldo de gallina y el último trago, casi en la calle con el clásico “ el anda y vete y … ojalá ya no vuelvas nunca”……

Ya en la tarde, en mi biblioteca, empezando a escribir estas mis Pastillitas para el Alma, las cuales muchos de mis amigos y mis paisanos las leen y algunos, todavía, me regalan su tiempo comentándolas y mi Joshé las relata muy bien por su radio Reina de la Selva, encuentro por casualidad, un comentario, al parecer de un médico mexicano, que habla del modo correcto de libar alcohol, donde menciona que para no emborracharse, se debe tomar una copa o un vaso de licor cada hora, pues este, es el tiempo en que tanto la cerveza, el wisky, el aguardiente, el vino, se metabolizan por el hígado y no logran saturar el funcionamiento del cerebro, el cual, cuando el alcohol llega en pequeñas dosis produce Dopamina, que es un neurotransmisor, que produce tranquilidad,  alegría y desvanece las penas, pero siempre y cuando se tome en forma medida y no apresurada, porque sino el cerebro se embota y el exceso de alcohol produce, de poco a poco, una ralentización del entendimiento, crisis de llanto, de risa desenfrenada, agresividad, sueño, … el sujeto vomita, cuyo contenido puede ser absorbido por la tráquea hacia los pulmones y ocasionar una bronconeumonía aspirativa, además de caídas y fracturas por la pérdida de equilibrio.

Con mi hermano Luis Ángel el día domingo, conversábamos, cómo había pasado el tiempo y como los adelantos de esta época, a las generaciones del 30 al 60 del siglo pasado, o sea, para los que pasamos el centenario de los novecientos y el cambio del milenio, nos exige adaptarnos, … para muchos, con bastante esfuerzo, a esta revolución de la modernidad, la cual influye mucho en nuestro comportamiento y en nuestras actitudes, donde los adelantos de la ciencia y la técnica, nos ha hecho olvidar los valores elementales y fundamentales de la buena convivencia humana, como son el respeto, la bondad, la caridad, la dignidad, la moral, el amor, el honor, la valentía entre otras más y lo más triste, aún el cariño  entre los seres cercanos, … somos indiferente y superficiales ante el dolor de la gente,  … que nos importa el resto, si a uno le va bien, … a algunos los ha hecho sumamente egoístas, piensan que su amor y la comodidad debe ser solo para él y su círculo íntimo y ni qué decir del recuerdo de sus seres difuntos, sin darse cuenta que lo que un día pusimos en el corazón, nunca más sale de allí y terminamos con una abrazo y un beso de hermanos, recordando a nuestro José David que está en Chachapoyas y haciéndome recordar mi hermano Lucho  y nunca olvide que JESÚS ES EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA y yo concluyo, con mi brevísimo análisis: QUE EL CIELO NOS JUZGUE.

Jorge REINA Noriega
*AYÚDAME A AYUDAR*
jorgereinan@gmail.com
+51 999 048 355

Comentar

+ PASTILLITAS


NOTICIAS