Reina de la selva Radio en vivo
Domingo, 29 de Mayo del 2022
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

CHATO GAMBOA

Pastillita para el Alma 17 – 01 – 2022 Como decía mi amigo, el señor Humberto Vílchez Vera, que ahora mora en el Oriente Eterno, voy a tratar de describir con frases simples, una Historia sin importancia, para muchos, que para mí conlleva una bonita enseñanza de vida. Después de muchas c

CHATO GAMBOA



17/01/22 - 05:10

Pastillita para el Alma 17 – 01 – 2022

Como decía mi amigo, el señor Humberto Vílchez Vera, que ahora mora en el Oriente Eterno, voy a tratar de describir con frases simples, una Historia sin importancia, para muchos, que para mí conlleva una bonita enseñanza de vida.

Después de muchas conversaciones con los integrantes de mi familia, conseguí, el consentimiento de que podía salir de mi domicilio, una vez por semana, con la finalidad de ir a conversar y hacer un poco de deporte en mi club de toda la vida y siempre y cuando cumpliese con todas las recomendaciones de protección, considerando mi juventud amontonada en un cuerpo enmohecido, con coyunturas deterioradas, corazón con rajaduras, pero con una mente brillante de muchacho de veinte primaveras y un poquito más.

Cambios notables desde la puerta de entrada. Personal uniformado de seguridad, que ya no los conozco, te piden tu identificación y tu carnet de vacunación. Ya dentro del Club los amigos de toda la vida, aquellas personas que hace muy poco llegaron a la institución, pero, se mostraron en la blancura de su alma y sin condiciones y en forma abierta te regalaron lo más preciado que tiene un hombre en esta vida, que es la amistad franca y sincera, transparente y translúcida, cristalina y reluciente, como lo define mi amigo el ingeniero don Manuel, un caballero a carta cabal y un mejor rival en la cancha de tenis. Rafito, ese hombre que toda su vida, miró a la tierra, desde encima de las nubes y confundió las estrellas de su hombro con las que brillan en el cielo y como siempre amplio en la expresión de sus sentimientos, te da el abrazo fraterno y dice, con una sonrisa ancha y espontánea, “si me he de contagiar de covid, carajo, que sean tus virus los que me joden”, luego el amigo bozalón, recio, de palabras sueltas y gruesas, que te da la mano y te estruja, con la fuerza de gorila amaestrado y sin ambages, habla entre broma y verdad: “¿todavía vives carajo?... me alegra no verte con bastón” y pensar que este hombre era el alto funcionario de un banco comercial y de sus decisiones dependía la tranquilidad de sus clientes. Pregunto por mi otro gran amigo el general de la Fuerza Aérea y me dicen que está en USA y como la cabra siempre tira al monte me acerco al Tópico de emergencias y me encuentro con la auxiliar de enfermería que hace más de 30 años, la llevé a trabajar como auxiliar de enfermería. Ella me mira sorprendida, no me reconoce a primera vista por el barbijo, los lentes y mi sombrero, luego se acerca y comienza a llorar y entre lágrimas dice “doctorcito me habían dicho que ya se había muerto”. Luego algunos más que se alegran al verte y uno goza de volver a sentir el olor de la arcilla húmeda, oír el golpe de las bolas de tenis en la malla de las raquetas y la risa de las personas con las cuales te cruzas y te saludas.

Estas son las historias sin importancia, que calan el alma y das gracias a la vida de tener amigos de verdad, aunque sean pocos, pero son de gran calidad.

jorgereinatenis-copia

Ya vestido deportivamente voy a la cancha 12, donde me recomienda mi amigo Timoteo, que de paso me recuerda del chino Guillermo Sánchez, del Dr. William Flores, del ingeniero Gastón Arraya y de don Manuel Rodríguez y me encuentro con el chato Gamboa, que también se alegra al verme y empezamos a volear y a sentir después de casi dos años, que la vida continúa, que el tiempo no perdona, que ya no tienes la agilidad de antes, pero te queda el pundonor y la alegría de saber que todavía respiras, sin oxígeno, sin un tubo, sin una máquina que ayuda y fuerza a tus pulmones y que el darle a la pelotita, ya no con tanta fuerza, como antes, es como andar en bicicleta, es decir lo que aprendiste antes, jamás te olvidas.

Gamboa me dice, que es el recogedor más viejo, que daba gracias al Todopoderoso, porque hace más de 50 años, que está en el club, que es como su segunda casa y que gracias a Nuestro Padre Celestial, tuvo la oportunidad, de que un socio lo trajo al club, cuando recién venía de su tierra natal Trujillo, cuando el jefe de cancha era el señor Torres y después Cangalaya, cuando el club era otra cosa, no había cintas de marcar en las canchas y eso se hacía con regla y con yeso; cuando los jugadores solo estaba permitido entrar a la cancha con traje deportivo blanco y el trato entre los socios era muy correcto. Recuerda el nombre de muchos presidentes y de sus juntas directivas y es testigo de excepción de muchos socios tanto de uno y otro sexo, que han desaparecido. Cuenta que el chino Emilio Carrera fue el socio que vivió 105 años y que siempre venía al club con alegría y era muy jovial con todos, al igual que los hermanos Buse, los Arraya, los Garvín, el famoso Jaimito Izaga que marcó historia a nivel mundial ganando a Peter Sampras y así como ellos, muchos otros.

Entre game y game, tuve oportunidad de conversar con mi amigo el chato Gamboa, me contó que tuvo su primera hija a los 20 años y su esposa tenía 16 y es de la tierra del León o de los pata amarilla, con ella ha tenido 7 hijos en total , que todos están sanos y con trabajo…, que la mayor de sus hijas tiene 44 años y la menor 23, que es abuelo de 14 nietos, vive en Villa El Salvador y que con su trabajo del club y un tiempo que laboró en un puesto de Petro Perú, ha podido construir su casa de 3 pisos; que sus 4 hijos primeros , tienen sus casas y los 3 últimos viven en forma independiente, con él y su esposa.
Este es un hombre que me cuenta que se siente feliz, que agradece a Dios y a la Institución por todos los favores que ha recibido y sigue siendo bendecido, porque nunca le falta nada. Personas que son como sombras en el sendero de la vida, que muchas veces no reparas ni en sus nombres y hasta sus apellidos parece un apodo o un apelativo y son seres de carne y hueso, con sentimientos y pensamientos, que te miran y te observan desde lejos,  te admiran y te critican, te valoran y te desprecian, casi siempre en silencio, por la forma como los tratas y como te comportas en el escenario enorme del teatro de tu existencia, en el que crees que eres el protagonista o la estrella y quieres que todos te respeten, te aplaudan o te saluden, sin que tu actuación haya sido brillante o resplandeciente.

La pandemia, amigos, es lo que en alguna forma nos ha marcado para toda la vida y nos ha enseñado a valorar las cosas sin importancia, que nos hacen ser más humanos, que nos ha dado la oportunidad de entender lo efímero y fugaz de nuestro tiempo en este planeta Tierra, que la felicidad no te regala nadie, ni tampoco la tristeza o la desgracia. Que uno mismo es arquitecto de su propio destino y que nuestros problemas que nos parecen grandes son insignificantes, cuando somos incapaces de agradecer a Dios por las cosas bellas que nos permite ver con nuestros ojos cansados, sin reparar que hay ciegos que nunca vieron la luz del día o se le apagaron para siempre los conos y bastones de su retina y no valoras lo que todavía tienes y a otros les falta.

Demos gracias a Nuestro Padre Celestial, mis queridos amigos, por la compañera con la que hemos sido bendecidos, por los hijos y nietos sanos que alegran nuestro espíritu, por el techo y el alimento que Dios nos prodiga, por nuestros hermanos de sangre, que nos quieren como nosotros los amamos, por nuestros amigos en general, que sin merecer, nos prodigan el alimento espiritual para que nuestra alma se siga nutriendo con el almíbar de una saludable fraternidad y también que nuestra soledad, sea el confesionario donde pidamos perdón a Dios por las culpas y malestares, que por nuestra debilidad humana, sin querer ocasionamos.

Jorge REINA Noriega
*AYÚDAME A AYUDAR*
jorgereinan@gmail.com
+51 999 048 355

Comentar

+ PASTILLITAS


NOTICIAS