Reina de la selva Radio en vivo
Domingo, 29 de Mayo del 2022
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

AMISTAD ENTRE HERMANOS

Pastillita para el Alma 14 – 02 -2022 Los días pasan lerdos y no deseo decir lentos, porque desde cuando empezó la pandemia, con toda su comitiva de anuncios, alarmas, luego, miedos, temores y la muerte se deleitaba, quitándonos a nuestros seres más queridos en un abrir y cerrar de ojos

AMISTAD ENTRE HERMANOS



14/02/22 - 16:21

Pastillita para el Alma 14 – 02 -2022

Los días pasan lerdos y no deseo decir lentos, porque desde cuando empezó la pandemia, con toda su comitiva de anuncios, alarmas, luego, miedos, temores y la muerte se deleitaba, quitándonos a nuestros seres más queridos en un abrir y cerrar de ojos y lo que al comienzo era una sorpresa o algo inesperado de aquel ser querido que gozaba de buena salud y de la noche a la mañana, de un momento a otro, desaparecía en la puerta de un hospital y se internaba en la unidad de cuidados intensivos y ante nuestras caras y miradas angustiantes, aparecía un personaje, vestido como astronauta y a boca de jarro te decía: “falleció, a pesar que hicimos todo lo posible”, nuestra vida daba un tumbo, se derrumbaba pero, como todas las cosas, en esta vida, también nos íbamos habituando a recibir estas malas noticias, sin embargo, Dios bendito, llegaron las vacunas y las cosas han cambiado, un poco, más favorablemente, pero no se ha modificado, para los viejos por la advertencia de nuestros familiares, las recomendaciones del cuidado extremo para no contagiarnos y la protección, en las grandes ciudades, del aumento de la delincuencia urbana y en esa forma, seguimos prisioneros y aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión y los viejos vamos acostumbrándonos, sin querer, queriendo, a la soledad de los campo santos, leyendo, tal vez con más dificultad, escuchando a medias, charlas y música instrumental, viendo películas y documentales, de rato en rato, estirando las piernas y esperando que no se olviden y te llamen a la hora de almuerzo, porque llegada la noche, ya te encuentran en tu cama y tu cena es un buenas noches, porque “los ancianos no deben de comer cena, porque los hace mal”, solo un tecito y un par de galletas y adiós nuestro locro, nuestro timbuche y panetelas.

Las conversaciones, por teléfono, entre viejos, si es que hay, son muy difíciles, porque más parecen peleas, porque gritan, escuchándose con dificultad y las más de las veces se cuentan sus males, sin embargo uno de ellos, me refiere y que conste yo todavía tengo solo juventud acumulada, porque no me siento viejo, a pesar del shunto de años amontonados en mis espaldas y ese Jorge Washington, mi fiel acompañante, cuando medio quiere flaquear, le digo sus verdades y lo levanto quiera o no quiera y otra vez lo pongo en onda, sin embargo, para no salir del relato, después de charlar un rato, me recomienda en Netflix una película muy bonita, de las pocas que me animo a ver y es el VIOLIN DE MI PADRE. Es una cinta que con su mensaje te llega al alma y yo que siempre recuerdo las películas de mi viejo Chachapoyas, allá en el cine Chachapoyas de la calle de El Comercio de don Benigno Torrejón, después de Pedro Gil y luego en el Cine Central de mis amados padres en la plaza de Armas, donde doña Sara Aguirre, don Fernando Soler, Emilio Tuero, Libertad Lamarque, te conmovían hasta las lágrimas en la película “Cuando los hijos se van” o “Nosotros los pobres” con Pedro Infante e Irma Dorantes, o “La Perla” con Pedro Armendáris y Dolores del Río, “La pequeña madrecita” con Chachita, Pedro Infante y esas películas hindúes relatadoras de miserias que sufren los pobres y cuentan también de traiciones, prisiones y enfermedades que te rasguñan el alma y te arrancan lágrimas del corazón, eso es lo que consiguió conmigo este bonito film que les recomiendo, porque en un argumento muy bien relatado, donde nos cuenta del amor entre hermanos, de la incomprensión, muchas mal entendida de los mismos, de la arrogancia de los que triunfan en la vida como fruto de su esfuerzo y sacrificio pero, olvidando, sin saber que eso sucedió por el amor de un verdadero ser querido que sacrificó su bienestar, relata la solidaridad de la amistad entre los que no tienen nada y se ayudan mutuamente para sobrevivir en donde el verdadero amo es don dinero y para no quitarles el interés de mirarla, les ruego reparar en la necesidad de la humildad, del mal de la soberbia, de conocerse a sí mismo, de saber  reconocer nuestras culpas y la entereza y el valor de saber pedir perdón en beneficio de nuestra tranquilidad y de la paz y calma a los cuales muchas veces por un falso orgullo, por malas intenciones de terceras personas, privamos de felicidad a esas víctimas que cayeron en nuestras redes tendidas con artimañas y juegos sucios y muchas veces las abandonamos a su destino y a su desgracia y creemos que la juventud y la vitalidad son eternas y cuando llega, de todas maneras, si tenemos suerte, la sombra de la noche y el frio del invierno, recién entendemos que la pasión y el amor se transforman en una verdadera Amistad, que no tiene fronteras ni egoísmos y al fin, uno vive una eterna luna de miel de afecto, devoción y amor incomparables, tal como si seríamos verdaderos hermanos.

Jorge REINA Noriega

AYÚDAME A AYUDAR

jorgereinan@gmail.com
+51 999 048 355    

Comentar

+ PASTILLITAS


NOTICIAS