Reina de la selva Radio en vivo
Jueves, 11 de Agosto del 2022
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

ADIOS BENJITA

Pastillita para el Alma 28 – 06 – 2022 Como han pasado los años y de aquellos 16 a 17 años que ustedes tenían, a mí, me sigue pareciendo ayer, porque me parece seguir viéndolos, en la flor de su juventud

ADIOS BENJITA



29/06/22 - 06:46

Pastillita para el Alma 29 – 06 – 2022

Como han pasado los años y de aquellos 16 a 17 años que ustedes tenían, a mí, me sigue pareciendo ayer, porque me parece seguir viéndolos, en la flor de su juventud, llenos de vida y sonriendo al destino, en nuestra vieja Chachapoyas, donde la misericordia de Dios, nos ha bendecido con una tierra donde abundaba el cariño entre sus pobladores, que era su mejor carta de presentación, porque en ese entonces no teníamos, todavía, marketeadas al público, nuestras bellezas arqueológicas y naturales, que ahora son nuestro centro de orgullo. Yo era el mayor de ustedes, y la vida nos dio la oportunidad de sembrar y hacer florecer una linda amistad, que trascendió a través del tiempo. 

No recuerdo bien las circunstancias, pero el puente de unión, de los cuatro alhajitas, fue mi muy querido ahijado Luis Guevara Valdez, quien en una noche donde las estrellitas tintineaban en el cielo y la luna resplandecía brillante en el firmamento nos reunió a Luis Torrejón Valdivia y Benjamín Cueva Ríos, como dije, en una crónica anterior, buscábamos la soledad y nos remontábamos fuera de la ciudad, con la finalidad de dialogar y conversar, muchas veces, de mis experiencias de joven estudiante y de mi viaje, que en épocas muy tempranas, hice a la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina. A mi amigo Confite, Chapa de Lucho Torrejón, es al que se le ocurrió decirme “Papita tú eres una alhajita” y así en esa forma sellamos para siempre esa amistad con el nombre de “LOS ALHAJITAS”, una palabra que en el argot de un sentimiento puro y sin tapujos, se perennizó en el tiempo. Un grupo reducido de cuatro fieles y sinceros amigos, a los que les unió una cadena irrompible, de cuatro eslabones, en los que no medió un juramento, ni ningún pacto político o social, tampoco artesanal ni profesional, solo ese privilegio divino de ser AMIGOS DE VERDAD. Es cierto que, con el Ñato Guevara, había una familiaridad, más que amistad, al igual que con toda su familia y me decía padrino porque iba a apadrinar su matrimonio, cosa que nunca se dio.

Es cierto, los amigos se van olvidando con el tiempo, con la distancia, con el silencio entre los integrantes y muy pocos son los que en verdad se les puede llamar amigos de verdad, aunque con mucho de ellos, compartimos estudios, un plato de caldo y a veces dormimos en la misma cama, sin embargo muy pocos somos los que en verdad hacemos de la amistad una  religión, un credo, sin embargo mis hermanos entrañables, mis ALHAJITAS, fueron íntegros hasta el último suspiro y solo la muerte ha sido capaz de separarnos materialmente y tengo la seguridad que en la otra vida volveremos a encontrarnos y seguiremos siendo igual de amigos, porque en nosotros nunca existió intereses o hipocresías que nos mancillen.

BENJITA CUEVA RIOS, partió en su viaje sin retorno el 11 de mayo de este año, un día después del Dia de la Madre, dejando en la inmensa pena a su esposa y a sus cinco hijas. El alhajita Benjita, fue un hombro probo en todo el sentido de la palabra, decente por los cuatro costados, respetuoso, disciplinado y fiel cumplidor de sus tareas y funciones. Jefe de Personal del Hospital Virgen de Fátima, donde se desempeñó con pureza de corazón, ayudando a todos sus compañeros y comprendiendo en todo el sentido de la palabra, las necesidades y dificultades de sus colegas de trabajo.

Benjita dulce como la miel, querendón y amoroso con sus familiares. Fue el hijo de sus tías y en la calle del jirón Triunfo siempre será recordado por su manera bondadoso de su manera de ser.

Benjita dejaste a tus “hembritas”, quienes te lloran desconsoladamente, pero el recuerdo de todo el amor que les diste en esta tierra, será el mejor bálsamo para compensar tu ausencia y estoy seguro que desde arriba en el cielo, al lado de Dios, siempre estarás pidiendo a Nuestro Padre Celestial, que derrame miles de bendiciones entre tus seres amados.

Deseo terminar este pequeño mensaje de pesar, copiando un párrafo de mi mensaje despidiendo a otro de mis alhajitas y diciéndoles a los tres que están en el Paraíso, que pronto estaremos juntos:

“Solo nos queda entender, que la muerte es un fin seguro, que algún momento tenemos que afrontar, mientras tanto, vivamos fieles a nuestra gran “amistad escondida y eternizada”, sin bombos ni platillos, sin olvidar jamás que “SOMOS ALHAJITAS” no sé de qué metal, pero que no se malgasta, ni se oxida, ni se pudre, que no se achica, ni empequeñece, muy por el contrario, crece, perenniza y se agiganta con los años.”

ALHAJITA, SEÑOR DON BENJAMÍN CUEVA RIOS DESCANSA EN PAZ, JUNTO A NUESTROS ALHAJITAS LUIS GUEVARA VALDEZ Y LUIS TORREJÓN VALDIVIA.

Jorge REINA Noriega
*AYÚDAME A AYUDAR*
jorgereinan@gmail.com
+51 999 048 355




Comentar

+ PASTILLITAS


NOTICIAS