Reina de la selva Radio en vivo
Domingo, 5 de Febrero del 2023
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

DIA ÚLTIMO DEL AÑO 2022

Pastillita para el Alma 31 – 12 – 2022 Se va el año 2022, hubiese querido recordarte en otra forma, no con ese viento de inseguridad, que vivimos en la época nefasta de nuestra patria

DIA ÚLTIMO DEL AÑO 2022



31/12/22 - 15:43

Pastillita para el Alma 31 – 12 – 2022

Se va el año 2022, hubiese querido recordarte en otra forma, no con ese viento de inseguridad, que vivimos en la época nefasta de nuestra patria, cuando los peruanos nos matábamos entre hermanos o cuando el hambre amenazaba la barriga de nuestros hijos, en la época de la gran inflación, sin embargo, en este mes en que viene a nuestros hogares el Niño Dios, en los primeros siete días, apareció una Luz que nos ha dado una nueva esperanza y sopla un aire de tranquilidad que avizora un mañana mejor, porque aunque hay rumores que el próximo 4 de enero, arderá la pradera, tenemos Fe en la misericordia de Nuestro Padre Celestial, que mire con ojos de piedad a nuestros compatriotas y les hagan reaccionar que, las protestas no deben ser con demostraciones de violencia y con actos vandálicos, que traen muertes, desgracias y pobreza a los que menos tienen y lamentablemente son los individuos inescrupulosos, convertidos en paladines de la maldad, los que sacan provecho, guiando a los jóvenes, para cometer actos reñidos contra la gente y las propiedades públicas y privadas, usándoles como carne de cañón y aumentando el número de víctimas de las fuerzas que tienen la obligación de hacer cumplir la Ley, haciendo uso de sus armas de reglamento.

Es  cierto en nuestra tierra hay grandes diferencias sociales, pero la culpa, en su totalidad, no es de los que nos gobiernan, sino de nuestros mismos paisanos que, muchas veces se dejan dominar por la ociosidad y por complejos de inferioridad, que está metido en nuestro ADN y muchos no logran sacudirse de esas taras, por el color de nuestra piel, por nuestra forma de hablar y por usos y costumbres arraigados en nuestro comportamiento y si honestamente buscamos el origen de este malestar, tenemos que encontrarlo, en nuestros profesores y maestros, muchos de los cuales, no se liberan del gran trauma que sufrieron al escoger esta carrera, porque la mayoría, (con ciertas grandes excepciones) lo hicieron contra su voluntad, en vista que no tuvieron como emigrar para ingresar a otros centros de formación universitaria y se contentaron con ser maestros de pueblos alejados de los centros urbanos, todos ellos mal pagados, por una pésima administración pública, que no les da el verdadero valor a los educadores, sin darse cuenta que ellos, son los verdaderos hacedores del futuro de la grandeza de nuestra nación. Con buenos maestros bien pagados, el Perú tendría una educación de primera clase, con profesionales de primer nivel y nuestros niños, que son la arcilla, donde se construye los hombres del mañana, mirarían diferente el futuro, con esperanza, como nuestro niño Pedrito de Castro Alva, y no con resentimiento y con complejos, por las arengas de los resentidos profesores y catedráticos, hacedores de almácigos de veneno en la mente de nuestros educandos.  

Es cierto, no se puede permitir que los congresistas ganen miles de soles, tengan bonificaciones, sobre sueldos, movilidad, alimentación, seguridad, choferes y una sarta de asesores, que, en realidad, son los verdaderos autores de las Leyes y los que realizan las fiscalizaciones y  hacen el trabajo real, de personajes mal preparados que fueron elegidos, no por el voto de los electores, sino porque supieron acomodarse o  “comprar”  un buen sitial en el voto electoral y resultaron elegidos como congresistas, gobernadores, consejeros, alcaldes y regidores; ellos deberían tener el sueldo mínimo o el sueldo de los maestros, para ver realmente quienes o cuales se presentan como cultivadores del progreso y bienestar de nuestros pueblos. Estos últimos tiempos, en menos 500 días se nombraron 79 ministros, que ganaron la bicoca de 30 mil soles y todos ellos llevaron su gente de confianza, también con grandes sueldos, algunos de los cuales se quedaron en los puestos que ocupan y lamentablemente tampoco saben hacer por lo que han sido nombrados, pero si tienen la frescura más grande, como la concha acústica del Campo de Marte del distrito de Jesús María y se ufanan, se sienten la última gota de agua en el desierto y así, como ellos, hay muchos otros servidores en  la administración pública con grandes emolumentos y son parásitos que como sanguijuelas, solo chupan la economía del Estado peruano. 

Como no sentirnos orgullosos, de la dama que ha sido elegida como el Personaje del Año del año 2022 y del trabajo que han hecho muchos de los que la rodearon, que se jugaron el pellejo, fueron vilipendiados, insultados, amenazados, pero, lograron poner a nuestro pueblo en un estado de tensa calma, pero con rayos de esperanza para un mañana mejor; como no estar agradecidos de nuestra FF AA y P N P, con más de 380 heridos recuperándose en los hospitales y centros sanitarios, solo por el hecho de enfrentarse a vándalos y delincuentes, que como títeres son manejados desde la sombra, por los famosos “líderes” escondidos que azuzan a nuestra población humilde convencida con arengas de igualdad y defensa de los Derechos Humanos, pero que en verdad, lo único que los interesa es convertir a nuestra patria bendita en otra Cuba, Venezuela, Nicaragua,... Creen, por amor de Dios, mis queridos paisanos, si esas repúblicas que antes eran prósperas y desarrolladas y ahora se han convertido en países pobres, donde la gente se muere de hambre y tiene que salir de su patria para poder trabajar y conseguir algo de dinero y enviar a sus parientes que no lograron salir. ¿Es justo acaso que nos regalen la idea de que esos países son lugares paradisiacos y que todos viven a cuerpo de rey, acaso no tenemos metidos de nuestros conciudadanos a extranjeros, que ahora los vemos en las calles de Lima, cargados de sus hijos, estirando la mano pidiendo una caridad, somos tan ciegos nosotros que no nos damos cuenta que ahora todavía podemos comprar un pan, una libra de carne, un kilo de pollo, criar nuestras aves de corral, tomar leche y matar nuestras reses, ovejas y chanchitos?. Pidamos mis queridos paisanos a esos señores, entre comillas, que dice que son de muy buena voluntad, que vayan a vivir unos meses en esos países y si la vida es tan maravillosa que se queden por esos lugares y nos dejen a nosotros vivir con libertad, en medio de nuestras humildes comodidades, pero sin que nos falte nada. Digámosles a esos señores mentecatos y adefesios, arrimados y sinvergüenzas que ya no desparramen odio, mentiras, maldades, discordias, que no alienten diciendo que el cambio de políticos y de las leyes nos van a ser iguales, que vamos a tener más trabajo, olvídense de divulgar que los que son de la puna, del Perú profundo, de la selva inhóspita son gente despreciable y que los blanquitos nos odian y nos segregan, que nos desprecian y que los de la ciudad son gente orgullosa y viven cuando todo los sobra y explotan a la gente del Ande, que es la que verdaderamente trabaja, arando la tierra, cuidando sus cabras, pastando sus bueyes, como dice la canción o el señor Evo Morales que ahora desea dividir a nuestro país. 

Todos los muchachos, en alguna época, hemos sido objeto de estos vientos de cambios;… cuando era estudiante de la Universidad de San Marcos y allá en el histórico patio de Derecho de la casona del parque Universitario, cuantas veces tuve la oportunidad de escuchar a Luis de La Puente Uceda, en la época de la revolución cubana y también empecé a pensar diferente, hasta que me di cuenta que, la única forma de poder superarse, es estudiando y los que realmente progresan son los que se rompen los forros sacándose el alma trabajando y no esperando que el gobierno los mantenga o reparta los bienes de los que otros honradamente lo han conseguido con sacrificio, sudor y lágrimas.  Ustedes jóvenes, de ambos sexos, pidan a sus líderes que desean cambiar el mundo que, dejen su puesto o los sueldos que ahora ganan y les permite mantener modesta y honestamente a sus familiares, que se dediquen mejor a empezar a respetar a nuestros vecinos, a defender sus intereses, a ser amigo real de sus amigos y conocidos, a sembrar amor entre sus contertulianos, en aquellos que son su público y les creen y se dan su tiempo para escucharlos. Pídanles sembrar cariño, afecto, amor del bueno, que eso les produce endorfinas, que son unas hormonas que nos dan tranquilidad y placer y nos hace sentir bien y amar las cosas, solicítenles, sin arrodillarse que, denuncien mejor a los corruptos, que elijan buenas autoridades, que pidan que se mejore el sueldo de los maestros, de los educadores, porque si ellos son bien pagados, es porque se lo merecen, ya que ellos son los verdaderos constructores de nuestra Patria, ellos van a sacar buenos ciudadanos trabajadores que aman lo que hacen y van a querer de verdad a esta tierra linda y hermosa que se llama Perú, tierra que ha sido bendecida por Dios, con veinticuatro regiones maravillosas, con climas diversos, con ríos y montañas que llevan en sus entrañas energía y minerales, por lo que nos envidian y desean desaparecernos.

                *FELIZ AÑO 2023, SIN QUE HAYA FUEGO, NI ARDA LA PARADERA*
*VIVA EL PERÚ, CARAJO, UNA CUNA DE ORO, BENDECIDA POR DIOS*

Jorge REINA Noriega
*AYÚDAME A AYUDAR*
jorgereinan@gmail.com
+ 51 999 048 355        

Comentar

+ PASTILLITAS


NOTICIAS