Reina de la selva Radio en vivo
Viernes, 1 de Marzo del 2024
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

CUNDE EL MIEDO

Pastillita para el Alma 31 – 05 – 2023 En estos últimos tiempos, además de la pandemia,

CUNDE EL MIEDO



31/05/23 - 05:02

Pastillita para el Alma 31 – 05 – 2023

En estos últimos tiempos, además de la pandemia, constantemente vivimos en una situación de guerra permanente. Hay zozobra en la ciudadanía, si no son por las enfermedades o  las catástrofes naturales, es por la delincuencia, que se ha incrementado en nuestra gran ciudad. Es peligroso salir a la calle por temor a que te asalten, te roben e inclusive te maten.

Permanentemente llegan por los medios virtuales noticias de que pueden ingresar a tu domicilio trayendo una denuncia falsa y robarte. Las llamadas telefónicas deben ser contestadas si solo aparece el nombre de la persona conocida, porque puede ser una amenaza o una extorsión. Es cierto que la forma de asaltarte ha cambiado, desde el ingreso a nuestro Perú de gente de mal vivir, procedente de otros países, que llegaron, la mayoría de ellos, como refugiados y no nos dimos cuenta, que esta gente, con ciertas excepciones, eran individuos, al parecer de mal vivir, cuyas edades oscilaban entre los 18 a los 35 años; curioso no había viejos, ni personas discapacitadas y caímos en la trampa. Antes la gente criolla, de malos hábitos, te robaba un celular, te arrebataba una cartera, te golpeaba o a lo máximo te originaba un corte. Ahora por un celular, un par de zapatillas, te apuñalean, te quitan la vida. Los sicarios abundan y matan por 200 o 500 soles. Te llaman por teléfono, amenazan, te extorsionan, te mienten te engañan. Entran a tus hogares, invaden tus reuniones y cunden el terror y el pánico. 

Se ha perdido el respeto a la autoridad. Los policías son enfrentados constantemente, agredidos y las leyes del Estado, parece que más protege a los delincuentes que a los que imponen el orden. 

Nuestras autoridades son personajes, que ofrecieron mucho, para ser elegidos y ahora tiemblan por el temor de implantar la Ley. Disimulan su pánico ofreciendo crear otros medios de control, desean dar armamento a los serenos, a los ronderos, crear una policía municipal, cuando lo que deben de hacer es empoderar a la Policía Nacional del Perú, para que cumpla con su deber de imponer el orden, ya que para eso fueron entrenados y esa es su función. No es posible que se trate de formar nuevas instituciones, por conveniencia de improvisados o de fantoches que creen saber mucho, con la finalidad de duplicar funciones y crear rivalidades entre instituciones señeras, que han cumplido a cabalidad con sus funciones desde que fueron creadas y antes que se hagan presente malignamente las organizaciones de los mal llamados Derechos Humanos, que protegen a los delincuentes y a gente mala, indemnizándolos con nuestros impuestos y encarcelando a los que muchas veces hieren por su buena intención de poner el orden y hacerse respetar.

Mientras escribo estas brevísimas y humildes líneas me llega un aviso, de un general en situación de retiro, realmente preocupante, ya que se anuncia que Putin, para poner Fin a la guerra entre Rusia y Ucrania, ha puesto fecha para activar el botón de las bombas nucleares, lo que originaría la tercera guerra mundial de tipo nuclear, algo que va a ser una hecatombe a nivel de toda la humanidad y sus consecuencias serían indescriptibles. ¡¡¡Que DIOS NOS AMAPARE!!!

Desde cuando era muy niño, allá en mi lejana Chachapoyas, sin luz eléctrica, sin agua potable, sin medios de comunicación, lejos del mundanal ruidoso de las ciudades pobladas, las noches las pasábamos generalmente bajo la luz tenue de un lamparín, de una vela de cera o de un candil, sentados en una alfombrita al pie de nuestros padres, quienes contaban historias que atendíamos con atención. Muchas veces sus historias eran de aparecidos, de almas y de espíritus que peregrinaban por las calles oscuras. Hablaban del cura sin cabeza, que salía del colegio Seminario de Jesús María, o de la Sabarberín que fue una dama muy bonita raptada por el diablo, representado por un caballero distinguido, cabalgando un potro brioso, quien después de cierto tiempo la abandonó en el cerro de El Colorado, donde deambula con un farolito por las noches, buscando alguien quien la pueda rescatar.

Los niños escuchábamos con  mucha atención, acurrucados como los pollitos bajo las alas de una gallina, mientras en la cocina se calentaba el agua para el café con sus cemitas y rajitas de queso fresco y en las noches de luna brillaban y tintineaban las estrellitas en el azul del cielo, o cuando llovía, con truenos y relámpagos, caían las gotas de agua como ruidos de pequeños tamborcitos en las tejas de los techos, que se escurrían por las canaletas de maguey para llenar los tinajones hechos en Huancas o en Cheto y el agua servía para preparar los alimentos y lavar la ropa. 

En esas noches de tertulia se incrementaba más el miedo con los cuentos del del chancho colorado y de las brujas que se bañaban en el chorrito de las 3 Esquinas, acompañadas con el canto de las talacuas o cuando un moscón daba vueltas alrededor de la luz y anunciaba que alguien iba a morirse. 

No solo los niños y las mujeres tienen miedo, la aprehensión y el temor también es patrimonio de los hombres, que según leyes establecidas jamás debe tener o representar miedo, porque se le considera como un cobarde, carente de valentía y es un deshonor confesarlo o como también es de valientes esconderlo, aunque se le parta el alma de espanto.

Sin embargo, hay realidades, como las actuales en que hay peligro de perder nuestras pertenencias, aún nuestras propiedades y se cierne sobre el horizonte la amenaza de una guerra nuclear, donde hay el antecedente de miles de cadáveres como en Hiroshima y Nagasaki, o el problema nuclear del accidente de Chernóbil, donde ha desaparecido la vida y sus secuelas siguen siendo una tragedia a través de los años.

Ahora permanentemente estamos tensos, invadidos por sensación de miedo.

El ser humano se ha vuelto más indiferente ante el dolor humano y para ciertos elementos que no tienen nada que perder, porque no tuvieron agallas para salir adelante, porque sus vicios y malos hábitos consumieron su energía y su fuerza de voluntad, estos están llenos de envidia que perturba su mente y les hace engendrar odio para el que trabaja y surge, entonces, para ellos, la “vida no vale nada” y más aún, si son viejos y creen que consiguieron todo por su mal llamado esfuerzo y se convierten en los consejeros y los non plus ultra de autoridades improvisadas y mal aconsejadas.

Estos granujas sedientos de muerte, por ningún motivo piensan, en su cerebro egoísta, que estamos despertando a un nuevo amanecer tecnológico, que recién los científicos están a la caza de nuevos descubrimientos, con los cuales se acabarán las enfermedades y se prolongará el tiempo de vida en la tierra, que “aquishito” no más el año 2050 el hombre vivirá 160 años, ya no habrá contaminación ambiental, no habrá sufrimiento, porque se curó el cáncer y habrá la oportunidad de reponer y reinsertar órganos y sistemas dañados del ser humano.

Pidamos a DIOS, para que a las autoridades mundiales se les abra la mente y llenen su corazón con el elixir divino del Amor y que las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo se multipliquen en los cerebros de los mandamases y tengan compasión por la gente que sin ninguna culpa son víctimas de sus malas decisiones y actitudes o de sus iras escondidas.

Y hablando en forma especial y preferencial, que el Ser Supremo, ilumine a nuestras autoridades locales y regionales de Amazonas, para que en nuestras ciudades, pueblos aledaños y caseríos en general, siga reinando la tradición de personajes valientes, pujantes y corajudos, vencedores de cientos de dificultades, que siempre renacen como el ave fénix, y aun con la cabeza sembrada en el polvo, se levantan airosos y con gratitud, por la dignidad de ser amazonenses.

Jorge REINA Noriega
*AYÚDAME A AYUDAR*
jorgereinan@gmail.com
+51 999 048 355

Comentar

+ PASTILLITAS


NOTICIAS