Reina de la selva Radio en vivo
Miércoles, 22 de Mayo del 2024
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

SEÑOR BRIGADIER C B V P DON JULIO COZ

Pastillita para el Alma 16 – 06 – 2023 ¡ORA Y REZA POR SU ALMA PARA QUE DESCANSE EN PAZ! Quería estar en vuestro velatorio mi querido comandante

SEÑOR BRIGADIER C B V P DON JULIO COZ



17/06/23 - 05:09

Pastillita para el Alma 16 – 06 – 2023

¡ORA Y REZA POR SU ALMA PARA QUE DESCANSE EN PAZ!

Quería estar en vuestro velatorio mi querido comandante, pero esta fue la sentencia que me dieron por motivos de mi salud y de los años numerosos que cargo en la valija que llevo a cuestas en mi dolorida espalda, sin embargo, me hago presente, con este modesto mensaje de despedida y un pronto hasta luego.

Hay noticias que rompen el alma en mil pedazos, que de un de repente te hunden en el silencio profundo de lo inimaginable, que sacuden tus sentimientos y caes en el foso ignoto del asombro y lo increíble. Esta fue la noticia que hoy en la mañana recibí con la muerte inesperada de nuestro hermano bombero, el señor don Julio Coz Vargas, con el que hace muy pocos días comentábamos un poema de Antonio Machado CAMINANTE y con la emoción del amigo entrañable, que habla con el corazón y dice sinceramente lo que piensa, me dijo que, se había emocionado mucho con el contenido de una de mis últimas Pastillitas para el Alma, porque textualmente había pasajes que le recordaban su vida misma.

Como digo al comienzo, esta noche deseaba estar contigo Hermano Bombero, en esa nuestra casa de Rebeca Oquendo, que es la catedral de la Amistad, testigo mudo de nuestros reencuentros y de cientos de emociones y vivencias y en cuyas paredes enhiestas permanecerán incólumes el eco de tu voz y la imagen señera de tu bonhomía, porque nunca salieron de tus labios palabras que hieran o maltraten ni jamás hubo actitudes o comportamientos que sean reflejos de actos malsanos, o maledicencias reñidas con la moral.

Alla en esa caja de madera que ahora duerme tu cuerpo, vistiendo el honroso uniforme que nos da la Patria, ahí están solo tus despojos humanos, que siendo materia, regresa al polvo, de donde proviene, pero tu espíritu que es eterno, en estos momentos estará mirando con los ojos de la mente, las lágrimas que ruedan por nuestras mejillas y escuchando los lamentos y sollozos, pero, sobre todo los comentarios de todo lo bueno y grande que hiciste en este tramo de tu existencia que Dios, nuestro Señor, permitió que permanezcas entre nosotros, como miembro de nuestra muy querida Compañía de Bomberos Voluntarios del Perú, la INTERNACIONAL N°14.

Nadie como usted mi querido comandante, deja tanta obra fecunda en nuestra querida Institución y vuestro nombre quedará perennizado por todos sus actos virtuosos, nunca jamás teñidos con la negra basquiña de la corrupción. Vuestro voluminoso libro con la Historia del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Perú, es una joya que queda para la posteridad, donde se nutrirán, en forma detallada y elocuente, las nuevas y viejas generaciones, lo mismo que en muchas de vuestras obras de lectura, así como en los himnos institucionales de muchas compañías de Bomberos y sobre todo en  la composición tan profunda, sentimental y marcial  del Himno del Cuerpo General de Bomberos del Perú, que es un legado permanente de vuestra presencia espiritual en todos los actos protocolares de nuestra Institución a lo largo y ancho de nuestra Patria y a través de todos los tiempos.

Este himno de vuestra creatura, mi querido comandante es la semilla de amor a la Patria, es la prueba de vuestro amor a la vida de una noble Institución que reúne en forma voluntaria a hombres y mujeres, que todos los 365 días del año y las 24 horas están al servicio de la comunidad, salvando vidas y propiedades, poniendo en riesgo sus vidas a cambio de nada.

¿Quién como usted, mi comandante señor don Julio Coz Vargas, que en mérito a sus acciones y composiciones ya tiene un lugar preferencial en la Historia de nuestra noble Institución del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Perú?

¿Quién como usted, mi comandante señor don Julio Coz Vargas, que sin tener estrellas en los hombros ni en los brazos, es ya una estrella refulgente que brilla con luz propia en el firmamento de las Instituciones Voluntarias de nuestra Patria?

¿Quién como usted mi comandante, señor don Julio Coz Vargas, que deja a sus hijos, el orgullo, como la mejor herencia, que es la bondad, la compasión y la misericordia a todos los seres humanos, de diferente condición social, que en una u otra forma reciben el auxilio de Instituciones benéficas? 

DIOS PATRIA HUMANIDAD

SEÑOR COMANDANTE (r) C B V P DON JULIO COZ VARGAS, DESCANSE EN PAZ

Jorge REINA Noriega
Brig. My.  (r) Méd. C B V P
*AYÚDAME A AYUDAR*

Comentar

+ PASTILLITAS


NOTICIAS