Reina de la selva Radio en vivo
Domingo, 1 de Enero del 2023
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

¡¡¡HASTA PRONTO, MI GENERAL VÍCTOR PIZARRO CASTAÑEDA!!!!

Pastillita para el Alma 10 – 07 – 2023 Los amigos verdaderos, nunca se mueren…, viven eternamente en el corazón de sus seres queridos.

¡¡¡HASTA PRONTO, MI GENERAL VÍCTOR PIZARRO CASTAÑEDA!!!!



13/07/23 - 03:55

Pastillita para el Alma 10 – 07 – 2023

Los amigos verdaderos, nunca se mueren…, viven eternamente en el corazón de sus seres queridos.

El señor don Víctor Manuel Pizarro Castañeda, nace en la ciudad de Luya, de la provincia del mismo nombre, de la región Amazonas un 8 de junio de 1934, siendo sus padres el Sr. Miguel Pizarro y la señora Julia Castañeda. Sus estudios primarios lo realizan en su pueblo natal y luego el 1er y 2° año de secundaria lo hace en el glorioso colegio San Juan de la Libertad de Chachapoyas, para terminar su secundaria en la provincia Constitucional del Callao en el Colegio 2 de mayo, después ingresa a la Escuela Militar de Chorrillos, saliendo con el grado de subteniente en el Arma de Infantería del Ejército Peruano y siendo destacado a trabajar en la región del Cuzco en el BIN 9 (Batallón de Infantería del Ejército), luego trabaja en varias regiones militares del ejército y coincidentemente asciende en 1990 a general de brigada en la ciudad del Cuzco donde fue su primer trabajo como subteniente del Ejército Peruano.

Fue jefe de 4 de las 5 regiones militares del Perú, donde se destaca por su don de mando, su caballerosidad y el respeto a su gente que tenía a sus órdenes. Si mal no recuerdo el comandaba la región militar en Piura en los inicios del último enfrentamiento con el Ecuador en la Cordillera del Cóndor, donde demostró su valentía y su coraje, paseándose gallardamente en la línea de frontera y expuesto a las balas y advirtiendo a las fuerzas enemigas que, no iba a permitir ninguna intromisión a nuestro territorio nacional.

Siempre fue muy generoso con sus paisanos y amigos, modesto y humilde como ninguno. Jamás se le subieron los humos ni lo ufanaron las estrellas que lucía en sus hombros, amante de la música y de las tradiciones natas del lugar donde nació. Compartía con sus paisanos como un simple y verdadero amigo y jamás de los jamases mostraba vanidad por los éxitos obtenidos en su carrera militar.

Cuando fue jefe de la Unidad Aéreo transportada del Ejército el año 1986 y por orden superior, el desfile militar, se realizó en la plaza de armas, frente al palacio de gobierno, el General Víctor Pizarro Castañeda, vistiendo su traje de campaña y como un soldado más, desfiló al frente de todo su batallón, demostrando con eso que, los jefes son igual a sus subalternos, realizan las mismas faenas, como lo hacía él y solo era diferente, en la administración y responsabilidad del cuidado de su tropa. 

Como militar un gran profesional, en todo el sentido de la palabra, tanto así, que cuando fue destinado a trabajar como Agregado Militar en la embajada de España, con sede en Madrid, fue elegido como jefe de todos los oficiales generales Agregados Militares de los diferentes países en la Defensa de Europa, permaneciendo en esa situación, durante 2 años.

Siempre acucioso en el devenir político nacional e internacional. Leía bastante y compartía artículos de interés público y sobre todo cuando atentaban contra la soberanía de nuestro país, como es el caso específico del presidente de un país amigo, en un escrito de Leg Yepes, en que mencionaba, cómo se debe tratar a los pobres, que son “una bola de hambrientos y miserables que no dejan huella de su paso por la vida, pero útiles para perpetuarse en el poder, a los cuales solo es necesario, aventarles un puñado de frejoles y “monedas” y serán incondicionales a la persona” Estas frases tan duras e irrespetuosas enervaban el carácter y la valentía del militar orgulloso de vestir y honrar el uniforme que lo daba la Patria. Recuerdo haber tenido una larga conversación telefónica al respecto de este tema, que leyó en un libro del escritor Arnulfo M. Licona, donde al final concluía que “Ningún militar en actividad no debe apoyar a ningún partido político y que los países no tienen amigos, solo intereses” pero que, muchos políticos indeseables, buscan a inescrupulosos personajes con uniforme, al mando de gente armada, para perpetuarse en el poder, lo cual nunca estuvo de acuerdo y siempre hacía gala de su condición de militar insobornable, creyente y defensor de los humildes y de las causas justas a los ojos de los hombres y sobre todo de Dios.

En su vida familiar, fue un excelente esposo y padre ejemplar. Contrajo matrimonio con la distinguida dama cusqueña, la señorita Bertha Carrillo Jara en el año 1960, con la que tuvo 3 hijos: Víctor Miguel, Patricia Violeta y Germán Eduardo, quienes le dieron 7 nietos, que alegraron su hogar y le convirtieron en un abuelo querendón y amoroso.

Víctor Pizarro Castañeda, fue un hombre excepcional y siento no tener la elocuencia para describir con trazos locuaces todo el abanico de integridades de este señor de señores, un hombre bondadoso en todo el sentido de la palabra, sin una gota de lodo que mansille su honor acrisolado de militar incorruptible, perteneciente a ese tronco de hombres virtuosos que engalanan, con su nobleza y abolengo, la aristocracia, casi ya desaparecida, de la noble y fidelísima ciudad de San Juan de la Frontera de los Chachapoyas, seres valerosos y pujantes que expusieron sus vidas en defensa de la Patria y enarbolaron con honor y con orgullo el pabellón de la bondad, la honestidad y la responsabilidad en el cumplimiento de sus deberes.

¡¡¡Hasta pronto querido amigo!!! No pudieron contigo ni las balas del enemigo ni los proyectiles caseros de los facinerosos que pretenden destruir a nuestro Perú. Llegas al pináculo de la gloria, un 6 de julio del 2023, obediente al llamado de nuestro Padre Celestial y solo ÉL sabe, cómo te lleva, sin embargo, dejas con tu partida física inesperada, un hueco enorme en el corazón de tus familiares y amigos, pero, tu espíritu indestructible, permanecerá entre nosotros como un modelo de vida ejemplar y orgullo para nuestra Región Amazonas, que te cuenta como uno más, de sus hijos predilectos.

SEÑOR GENERAL DE DIVISIÓN EJERCITO PERUANO, DON VÍCTOR MANUEL PIZARRO CASTAÑEDA, ¡¡¡DESCANSE EN PAZ Y DE DIOS GOCE!!!!

Jorge REINA Noriega
*AYÚDAME A AYUDAR*
jorgereinan@gmail.com
+51 999 048 355

Comentar

+ PASTILLITAS


NOTICIAS