Reina de la selva Radio en vivo
Martes, 7 de Julio del 2020
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

INOLVIDABLE JUEVES Y VIERNES SANTO

Pastillita para el Alma 08 – 04 – 2020 En mis tiempos de juventud, allá en nuestra incomparable Chachapoyas, el domingo de ramos, comenzaba con la procesión que salía de la iglesia de Santa Ana, cuando Jesús Nazareno, salía montado en un burrito, finamente enjaezado con bozal y rienda de c

INOLVIDABLE JUEVES Y VIERNES SANTO



08/04/20 - 07:58

Pastillita para el Alma 08 – 04 – 2020

En mis tiempos de juventud,  allá en nuestra incomparable Chachapoyas, el domingo de ramos, comenzaba con la procesión que salía de la iglesia de Santa Ana, cuando Jesús Nazareno, salía montado en un burrito, finamente enjaezado con bozal y rienda de cuero, con adornos de plata, una monturita de cuero, con sus botones brillosos y bien lustrados. Montado, con su manto morado bajaba el Nazareno, dando la bendición a los fieles que con ramos y cánticos acompañaban al Señor, con una lluvia de pétalos de flores que arrojaban las niñitas que iban en los hombros de sus padres, con sus canastitas de mimbre y sus vestidos de organdí.

El tayta obispo Octavio Ortíz Arrieta, acompañado de dos sacerdotes, encabezaba la procesión, con un monaguillo que llevaba una cruz con destino a la catedral en la plaza de armas.

El Jueves Santo, es una de las 3 más importantes de la religión Católica, junto con el Corpus Christi y la Ascensión del Señor. En el jueves Santo se iniciaba con la misa Chrismal, de la mañana donde se consagraban los Oleos…, el Óleo de los Catecúmenos, para los bautismos, el Óleo de los enfermos y el Óleo Santo Chrisma, que se usa en la ordenación de los sacerdotes. En el Jueves Santo se instaura la Eucaristía, se crea la orden sacerdotal, además se lavan los pies de los apóstoles por nuestro Señor Jesucristo, en una demostración de santa humildad y durante la misa queda la Hostia Consagrada para la velación, donde se hacían los arreglos de las iglesias y los santos se cubrían con unas telas moradas en señal de vigilia y de duelo.
El Viernes Santo no había misa, pero si la santa Comunión con las hostias consagradas el día anterior. La procesión salía de la iglesia del Cementerio, con nuestro Señor dentro de una urna, simulando un ataúd, con lunas en que estaba Jesús yacente y era muy simbólico y emotivo cuando se encontraba con la Virgen Dolorosa con hábito Negro, cargado por las damas. En la tarde se escuchaba el Sermón de las tres horas, donde nuestro padre Pedro Pablo Reátegui y Carlos Gates eran oradores cuyas palabras eran frases que se elevaban al cielo y muchas de las damas con vestido negro y mantillas, al igual que los caballeros con duelo estricto, sentían en carne propia la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo. Pido disculpas a los sacerdotes de estos tiempos, así  como a su excelencia nuestro señor Obispo de la Diócesis, no mencionarles por no haber tenido la suerte de escucharles, salvo en las pocas veces que tuve la ocasión de concurrir a las Fiestas Patronales de la Mama Asunta, mientras estuve encargado en los tres primeros años de la Misión Médica Internacional.

Soy muy escueto en describir con mayor lujo de detalles estas tradicionales ceremonias de nuestro pueblo, que son un orgullo para nuestra gente, por cuanto como digo, en el título de esta mi Pastilla para el Alma, tiene una intención muy especial, porque en los momentos que vivimos por la Pandemia del COVI-19, mi propósito es rogar más que suplicar que estos días tan especiales nos sirvan de ORACIÓN Y DE REFLEXIÓN.

En el año 2003, el escritor Lewis Perdue, publicó un libro titulado Pandemia, donde el manifiesta que el código genético completo de la vida, está escrito por cuatro bases de ADN, referidos a 4 aminoácidos principales: guanina, timina, adenosina y tirosina, los cuales, cerebros extraordinarios, pero malévolos, pueden modificar su billones de combinaciones por medios artificiales, con la finalidad de fabricar virus letales, que se pueden usar en las guerras biológicas. No sabemos si la Pandemia actual, en el año 2020 sea el resultado de mentes diabólicas como  de los participantes de la segunda guerra mundial que quisieron usar para exterminar determinadas razas. Si esto es una realidad como ya se viene insinuando, no habrá un juicio de Nüremberg o uno similar, sino estará la Justicia Divina que los evaluará. 

¡Señor Jesucristo! Aqui en esta hora, sentado en la soledad de mi biblioteca, por la ventana, alzo mis ojos al cielo tratando de ver las estrellas, como allá en nuestro techo tachonado de lucecitas tintineantes y brillantes…, y me avergüenzo de haberte pedido tanto, durante mi larga vida y con tú infinita bondad, me has concedido tantas gracias y favores, sin que yo lo merezca y muy desagradecido y sinvergüenza no te haya dado nada, por eso con esta experiencia, en que ya casi no puedo hacer nada por mi tiempo mal usado, quiero pedir a mis paisanos y a la gente que me regala el honor de leerme, que usen estos días para conversar con Dios, pero no para pedirle que nos quite el sufrimiento agobiante, las penas que nos abaten, las enfermedades que nos duelen, el hambre de alimentos que nos falta, la pérdida de nuestro trabajo que nos empobrece, sino para PROMETERLE UN CAMBIO EN NUESTRA VIDA, DARLE ALGO POR LO MUCHO QUE NOS DA, SIN MERECER, con las pequeñas e insignificantes cosas:

Levantarse en la mañana y ofrecerle una sonrisa. Cambiar nuestra cara triste y desconfiada, por una cara alegre y despreocupada.

Que de nuestros labios no solo salgan quejas, palabras soeces y a veces maldiciones, sino frases dulces y amables. Que la voz cuando se habla por teléfono no traduzca nuestro mal genio, sino alegría y cariño o respeto al quien llama.

Que se vuelva a saludar a la gente con los buenos días, las buenas tardes, las buenas noches, sin importarnos que no nos contesten, porque lo valioso, es que somos nosotros, los que les deseamos. Que esto se haga con el grande y con el chico, con el pudiente, con el pobre, con el que nos sirve, con el que recoge la basura y además ayúdenle a botar los desperdicios en los lugares adecuados.

Que se acostumbre a dar las gracias y siempre pedir algo “por favor” y con una sonrisa de acercamiento. Recuerden que siempre es agradable que alguien nos trate por nuestro nombre.

Respetemos a las autoridades, a los policías, a los empleados públicos, a los jueces y los magistrados y que ellos entiendan, que su sueldo lo pagamos nosotros y están en la obligación de darnos un buen trato y tenernos consideración y no maltrato y menos ningunearnos o coimearnos.

Respetemos a los médicos, que exponen su salud, así como a todos los profesionales que trabajan en el cuidado de los enfermos, a todos les agradecemos por el servicio que nos dan, pero que cambien sus comportamientos, que sean más amables, menos soberbios…, ellos son escogidos por Dios para hacer el bien y más los bendeciría si dieran una horita a la semana en sus consultorios privados para atender a pacientes de escasos recursos.
Que las autoridades que son elegidas por el pueblo, reconozcan que no son los mejores ciudadanos de la comunidad y que al llegar al lugar al que llegaron fue con el voto de muchos que creyeron en ellos, porque los conocían y que muchos, ni siquiera sabían quiénes eran, pero ahora que son autoridades trabajen con honor y honestidad, buscando el progreso de nuestra región.

Que los estudiantes aprovechen el tiempo y respeten a sus maestros para que salgan buenos profesionales en beneficio de nuestros pueblos y nunca por nunca olviden a NUESTROS MAESTROS PRIMARIOS, que son los que pusieron el cimiento en nuestra formación y deben ser tratados con el máximo respeto y gratitud y si es posible en forma a honoren en reconocimiento a lo que nos dieron.

Que los comerciantes vendan a precios justos, que no aprovechen de tener un capital que les da ventajas y no abusen de la escasez y de los que les piden un préstamo o un favor, no sean usureros. Que en los mercados sus productos los vendan a precio justo y no se olviden de la “yapa” que es la forma de vender más y ser bien visto por los ojos de Dios.

Que los periodistas y comunicadores sociales, no solo publiquen cosas negativas, que nos bajan la moral y la autoestima, que tengan noticias buenas y que evalúen a los que usan sus medios de comunicación, que den consejos y no solo críticas a las autoridades, porque cuando ellos lleguen, como así pretenden, tomarán de su propia medicina.

La Pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo, nos sirva para ofrecerle nuestro cambio de actitud con nuestros prójimos, que el amor entre nosotros prevalezca, como Él nos ha enseñado, que se haga Su Voluntad en nuestras vidas y que nos mire con ojos de misericordia y nos de fuerza y voluntad para lograr realizar estas pequeñas sugerencias, las cuales deben ser incrementadas, para que  disminuya la soberbia, el ansia de poder, la envidia, la avaricia y la maldad en general, para vivir como hermanos y ser una sola Familia en Cristo Jesús, al margen de razas, títulos, situación económica, política social, étnica y aun religiosa, teniendo que Dios es único, cualquiera sea nuestro credo.

Jorge REINA Noriega

*AYÚDAME A AYUDAR*

jorgereinan@gmail.com

ME GUSTARÍA CONVERSAR CONTIGO
999 048 355

Comentar

+ PASTILLITAS


NOTICIAS