Reina de la selva Radio en vivo
Martes, 11 de Mayo del 2021
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

LA ARGOLLA DEL VACUNATORIO

Luis Alberto Arista Montoya* El vergonzoso caso del uso y abuso de las vacunas de Sinopharm (bautizado por los medios como Vacunagate) producido en pleno ascenso de la pandemia cuando la población cargaba con más de 70 mil fallecidos y miles de infectados

LA ARGOLLA DEL VACUNATORIO



18/02/21 - 07:15

Luis Alberto Arista Montoya*      
             
El vergonzoso caso del uso y abuso de las vacunas de Sinopharm (bautizado por los medios como Vacunagate) producido en pleno ascenso de la pandemia cuando la población cargaba con más de 70 mil fallecidos y miles de infectados, ha producido ira y asco social contra  inescrupulosos políticos, diplomáticos, empresarios y profesionales que se vacunaron sacando la vuelta a los médicos, técnicos y enfermeras que diariamente están en el  frente de batalla exponiendo sus vidas, y las de sus familiares pasibles de ser contagiados.

Se han vacunado ellos y sus esposas e hijos, incluso sus hermanos y hermanas (adoran la paridad de género), sus padres y suegros, amigos y hasta su chofer. Aplicaron la perversa lógica del “ahora es cuando”.  La típica de los pendejos (o de los que se creen como tales). De espaldas a todo el pueblo agónico y agonizante, madrugándonos a todos los peruanos porque nos creen cojudos o acojugados. Y no es que sea gente ignorante, representan al cinismo ilustrado: sabían que estaban cometiendo graves faltas y delitos. Les importó un comino. 

Los casos de la ex canciller Elizabeth Astete y de la exministra de salud Pilar Mazzetti  son verdaderamente patéticos, vergonzosos, asquerosos. Es por eso que me retracto lo que escribí en un anterior artículo donde elogiaba a la Mazzzetti cuando fue nombrada como presidenta del Comando-Covid, incluso llegué a especular que si cumplía una excelente labor podría ser una buena candidata a la presidencia. Me equivoqué. “Caras vemos” (¿Se imaginan qué clase de gobernante hubiese sido?  Y ahora ¿qué dirán las feministas paritarias? 

Y el caso del investigador epidemiólogo German Málaga- que repartió vacunas como papá Noel- va contra la ética de la investigación científica, ha dejado la imagen de su universidad por los suelos, recuperar el prestigio institucional es tarea difícil.

Esa sociedad del vacunatorio (que no es la del Bicentenario) proceden de    diversas generaciones falsas, porque en épocas de crisis optan por posiciones falsas, fingidas; se falsifican a sí mismas, sin auténticas convicciones, viven de ficciones y adulteraciones. Simulan y disimulan con mala fé. Pero sus comportamientos generan contagio corruptivo, no lamentan ni se arrepienten porque carecen de una conciencia moral digna, portarán de por vida una “conciencia infeliz” si es que tienen una pizca de dignidad. Y ahora ¿dónde quedó la capacidad de protesta de la masificada “generación” del bicentenario? No tiene líderes ni elite dirigencial.

La Unidad de Investigación del diario La República informa lo siguiente:

-468 personas privilegiadas recibieron las dosis entre setiembre del 2020 y el 13 de febrero último.
- Hubo un centenar de “invitados” y “consultores” sospechosos.

-Los rectores de la UNMSM, Orestes Cachay (que posiblemente sea defenestrado a pedido de la Federación de Estudiantes), y el de la Universidad Cayetano Heredia, Luis Varela Pinedo, y sus vicerrectores. Me amarga y decepciona porque en esas   universidades enseñé, alguna vez, el curso de “Ética y Axiología”, que ya no existen en el currículum de estudios

-También se vacunaron el Nuncio Apostólico, Nicola Girasoli (representante del Papa en Perú, que dice que la Iglesia apuesta por la opción a favor de los pobres); el gerente de Suiza Laboratorio, Sergio Orellana; el dueño del Chifa Royal César Loo (que puso el combo por agradecimiento, ¿y los mozos, los cocineros? bien gracias); asesores y asesoras del Minsa, MEF, funcionarios de RREE…La lista es tan larga como la carretera panamericana Lima-Mala 

Históricamente han aumentado los enemigos del Perú. En un juvenil ensayo Jorge Basadre en 1943, oteando el escabroso pasado del primer Centenario dijo: Que la promesa de la vida peruana ha sido estafada o pisoteada por la obra coincidente de tres grandes enemigos de ella: los Podridos, los Congelados y los Incendiados.

-Los Podridos han prostituido y prostituyen palabras, conceptos, hechos e instituciones al servicio exclusivo de sus medros, de sus granjerías, de sus instintos y sus apasionamientos (ejemplo: la “generación del vacunatorio”)

-Los Congelados se han encerrado dentro de ellos mismos, no miran sino a quienes son sus iguales y a quienes son sus dependientes, considerando que nadie más existe (propio de los vacunados y vacunadores)

-Los incendiados se han quemado sin iluminar, se agitan sin construir.

En conclusión: Los Podridos han hecho y hacen todo lo posible para que este país sea una charca, y una chacra (que es el caso también de los podridos-vacunagate). Los congelados lo ven como un páramo; y los incendiados quisieran prender explosivos y verter venenos  para que surja una gigantesca fogata (cosa que hizo Sendero Luminoso y el MRTA).

A la luz de la precariedad y pobreza moral propia del segundo Centenario, se suman hoy otros enemigos, tales como: los pendejos, los conchudos, los sinvergüenzas, los achorados, los cojudos (o los que se hacen los cojudos= indiferentes), los coimeros, los argolleros. El caso Vacunagate es un escaparate de exhibición de esa gentuza encabezada por el personaje “4V”= Vizcarra vacado vacunado “voluntario”, y por el pseudo científico “3M”= Málaga malandro maligno.

¡Ay, nuestro Perú es una incógnita (¿?), y un Largo paréntesis (…………………..)! 

Da que pensar, da que hablar. Estamos decepcionados.
_____ 
EDITORIAL. Para Radio Reina de la Selva. Lima 18 de febrero de 2021. Luis Alberto Arista Montoya.




 
 

Comentar

+ EDITORIAL

PASTILLITAS PARA EL ALMA

EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN