Reina de la selva Radio en vivo
Domingo, 29 de Mayo del 2022
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

HORRIPILANTE

Pastillita para el Alma 09 – 01 – 2022 No puede haber otro título para esta Pastillita para el Alma, pues las imágenes que me envía mi hermano José David de un crimen que han cometido en la bella ciudad de Chachapoyas, a menos de 5 kilómetros de la plaza de armas, son dignas de horror y esp

HORRIPILANTE

HORRIPILANTE
Pastillita para el Alma 09 – 01 – 2022
No puede haber otro título para esta Pastillita para el Alma, pues las imágenes que me envía mi hermano José David de un crimen que han cometido en la bella ciudad de Chachapoyas, a menos de 5 kilómetros de la plaza de armas, son dignas de horror y espanto y bien ha hecho mi hermano en no subirlas a su página web por lo impresionante de las fotografías.

Parece mentira, pero hay cosas contradictorias, que por casualidad aparecen o son la interpretación de algunas escenas que tratan de poner paños tibios y borrar la mala exégesis que uno puede tener de un lugar. Coincidentemente, ahora leía una entrevista que hizo el periodista Beto Ortíz, a la Dra. Mercedes Araoz, cuando ella ejerció el cargo de vicepresidente de la república y ante la pregunta “en qué, zona de nuestro Perú le parece que sería el lugar ideal para pasar sus últimos días?, ella contestó, que en todo el Perú había sitios maravillosos, pero el lugar que más le había impresionado por sus callecitas rectas,  todas las casitas con paredes pintadas de blanco y por la maravilla que es la fortaleza de Kuélap, es Chachapoyas”.

Sinceramente nací en un lugar paradisiaco, no solo por la belleza de sus paisajes, lo agradable de su clima, la sencillez de su gente, sino porque en el aire que se respira se siente la fragancia de la bondad de sus pobladores, el amor infinito que nutren sus actos, sus creencias y su devoción eterna a Dios y a nuestras tradiciones. Chachapoyas es una Familia grande, que si bien es cierto no nos conocemos, muchas veces, por nuestros nombres y apellidos, pero hay un encanto secreto que nos identifica.

Delitos y crímenes, muy pocos son los que se daban durante el tiempo en que pasé mi infancia, mi juventud y 5 años de mi vida profesional y en ese entonces, solo recuerdo un crimen muy sonado, por allá por los años de la segunda mitad del siglo pasado ante un personaje muy notable en nuestra tierra, que tuvo una muerte muy violenta, sin embargo, el autor del delito fue identificado casi a las 3 o 4 horas de producido el asesinato.

La verdad es que doy tantas vueltas para tocar esta noticia tan horrible que ha sucedido en nuestra tierra y es por la forma tan cruel, como han quitado la vida a un ser humano, lejos de los motivos por los cuales haya sido ejecutado y debo confesar que en mi actividad como médico bombero, durante todo el tiempo del terrorismo en que asistí a los cientos de matanzas que hubo en serie por los coches bombas, los grandes incendios, los mutilados, los grandes quemados, las personas descuartizadas por acción de artefactos explosivos, nunca fueron algo que me asustó o me sacudió de espanto, pero en el caso singular en que veo como ha sido asesinado este hombre en nuestra tierra, tal parece que fue como actos de tortura, al amputarle primero, los miembros superiores, seguramente, para evitar que hayan huellas digitales, lo mismo con los miembros inferiores y de repente al final lo amputaron la cabeza, lo cual, a mi modesto entender no ha sido por manos de profanos, sino por algún personaje metido en la actividad médica, por la forma de los cortes tan precisos y en las zonas anatómicas que coinciden con las articulaciones y coyunturas, o con los sitios de flexión y extensión. Los asesinos tienen que ser gente muy despiadada, acostumbrada a ver correr sangre a borbotones y en grandes cantidades. Cualquier persona siempre va a tener reparo y compasión cuando mira desangrarse a un ser humano, pero aquí se trata de criminales avezados, profesionales experimentados que han dejado un mensaje o un aviso para otros a quienes seguro están intimidando o chantajeando. 

En una ciudad como la nuestra, acostumbrada a la monotonía de su gente, a la tranquilidad de sus pobladores, me parece tremendamente horripilante, que esos asesinos o los autores intelectuales de dicho asesinato sea gente que se cruza en nuestro camino, que se pasea por las calles y plazas con el mayor desparpajo y cinismo.

Menuda tarea para nuestras autoridades para investigar y dar con los culpables y ojalá hechos de esta naturaleza no vuelvan a presentarse en nuestra querida Chachapoyas y en ningún lugar porque estos actos son hechos de venganza o arreglos de cuentas y que como vuelvo a repetir son avisos para gente que aparentemente son personas inofensivas y esconden actitudes vergonzosas que al final siempre se descubre, porque no hay crimen perfecto, ni gente que no pague por sus maldades.

Jorge REINA Noriega
*AYÚDAME A AYUDAR*
jorgereinan@gmail.com
+51 999 048 355


Comentar

+ PASTILLITAS


NOTICIAS